Nazarbáyev gana las elecciones en Kazajistán con 97,5 por ciento de votos

Un kazajo se detiene ante un cartel electoral del actual presidente y candidato a la reelección, Nursultán Nazarbáyev, en Astaná
Un kazajo se detiene ante un cartel electoral del actual presidente y candidato a la reelección, Nursultán Nazarbáyev, en Astaná

El actual presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, ha ganado las elecciones celebradas hoy con el 97,5 por ciento de los votos, según un sondeo a pie de urna.

El actual presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, ha ganado las elecciones celebradas hoy con el 97,5 por ciento de los votos, según un sondeo a pie de urna..

Kazajstán celebra elecciones presidenciales anticipadas. Se trata del país más influyente de la región de Asia Central y el resultado determinará el futuro de Nursultán Nazarbáyev, su presidente desde hace más de un cuarto de siglo. Los argumentos que sostienen la decisión, que ha contado con el apoyo del Parlamento, son la situación económica y los riesgos geopolíticos del país, y las implicaciones jurídicas del próximo mandato, ya que la posibilidad de que elecciones presidenciales y parlamentarias coincidan el próximo año está prohibido por la Constitución.

Desde el punto de vista económico, Kazajstán ocupa el undécimo puesto en la lista de los mercados más dinámicos. Calificado como un país de renta media, la crisis se manifiesta en la caída del precio del petróleo y en la exportación de metales. Por su vinculación con Rusia, sufre las consecuencias de las sanciones internacionales. A pesar de ello, Astana ha resuelto continuar con la Unión Económica Euroasiática. Su divisa nacional es la única que no ha sido depreciada y adelantar las elecciones significa ganar tiempo para implementar el programa "Nurly zhol"(Régimen de ahorro).

Desde el punto de vista geopolítico cabe señalar que con la retirada de la coalición internacional de Afganistán las fronteras del país se encuentran amenazadas por grupos procedentes de la zona del conflicto así como de Oriente Medio. El surgimiento de nuevas fuerzas de signo yihadista puede provocar desequilibrios internos. Asimismo, se percibe como una amenaza seria lo que ha ocurrido en Ucrania, Kirguizistán y Georgia. Conviene señalar que conviven más de 140 realidades culturales diferentes y que es el único país que consiguió evitar los conflictos étnicos después del colapso de la URSS.

La política de Nazarbayev se asocia con unidad y equilibrio. Por esa razón, las encuestas sociológicas manifiestan inquietud ante su posible salida, por lo que la sucesión natural vendría de su propio equipo. La oposición política es débil y sus líderes reconocen que en este momento no hay alternativa para un cambio. El único filón sería aprovechar el descontento producido por el desempleo y la situación económica.

Todos los pronósticos aseguran como ganador a Nazarbayev y que a sus 75 años continuará como presidente. Dos campañas políticas en 2016 no van a solucionar los problemas. Kazajstán está considerada como una zona colchón, así que asegurar su estabilidad política y social es hacerlo para toda la región de Asia Central.

(*) Analista de políticas públicas y relaciones internacionales