Netanyahu ofrece a Abás negociar la paz sin condiciones previas

«Estoy preparado para reanudar inmediatamente las negociaciones de paz directas con la Autoridad Palestina sin ninguna condición previa»

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, interviene en la 70 Asamblea General de las Naciones Unidas hoy 1 de octubre de 2015.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, interviene en la 70 Asamblea General de las Naciones Unidas hoy 1 de octubre de 2015.

Critica en Nueva York la hostilidad de la ONU hacia Israel y asegura que hará todo lo posible para evitar un Irán nuclear.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, aseguró ayer que está preparado para entablar «negociaciones directas de paz sin ninguna condición previa» con los palestinos, e instó a Mahmud Abás a «no alejarse de la paz» y «cumplir con sus compromisos». «Desafortunadamente, Abás dijo ayer (por el miércoles) que no está preparado para hacerlo. Espero que cambie de opinión, porque yo sigo comprometido con una solución de dos estados para dos pueblos en la que una Palestina desmilitarizada reconozca al Estado de Israel», agregó el líder israelí.

Abás, que describió a Israel como «potencia ocupante», anunció el miércoles en el plenario de la ONU que no se considera obligado a mantener los acuerdos diplomáticos con Israel firmados en Oslo en 1993, que permitieron la creación de la Autoridad Nacional Palestina para administrar partes de los territorios de Gaza y Cisjordania y ofrecer una solución permanente al conflicto palestino-israelí. Netanyahu también arremetió en la ONU contra este organismo internacional, al que acusó de ser «obsesivamente hostil» hacia su país y de haber mantenido un «completo silencio» ante las amenazas de Irán contra el pueblo israelí.

Mientras en Nueva York se enfrentaban las visiones contrapuestas de las dos partes, en los territorios ocupados de Cisjordania, dos civiles israelíes morían en un ataque supuestamente palestino registrado anoche, según confirmó a Efe una portavoz del Ejército israelí.

El otro gran tema que sacó Netanyahu en su discurso en Nueva York fue el acuerdo nuclear entre Irán y las grandes potencias. En esta ocasión fue directo. El líder israelí no trajo los famosos diagramas que ha utilizado en otras ocasiones ante el plenario de la ONU para advertir sobre los peligros de las intenciones atómicas de Irán, y aseguró que «no es fácil oponerse a algo que está siendo apoyado por las grandes potencias del mundo», si bien remarcó que su país «se defenderá» del peligro que representa la posibilidad de que Irán entre en el «club mundial de armas nucleares». «Israel hará todo lo que sea necesario para defender a nuestro estado y a nuestro pueblo», afirmó Netanyahu, que añadió que «si Irán planea destruir a Israel, fracasará».