Obama aboga por dejar la bandera confederada para los museos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es partidario de que la bandera confederada, símbolo de los estados secesionistas del sur, sea exhibida en museos y no en mástiles de edificios oficiales, después de que una matanza en Carolina del Sur haya reavivado las críticas a este estandarte, informa Reuters/EP

Nueve afroamericanos murieron el miércoles tiroteados el miércoles en una iglesia de Charleston. El autor confeso de la masacre, Dylann Roof, aparecía en una imagen de su perfil de Facebook con símbolos asociados al supremacismo blanco.

A pesar de sus connotaciones históricas, algunos estados otorgan protección a la bandera confederada, hasta el punto de que este polémico emblema, considerado para muchos legado de esclavistas, sigue ondeando en la sede del Congreso en Carolina del Sur.

Dentro de las voces críticas contra la bandera figura la de Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos. Según la Casa Blanca, el mandatario es partidario de que la denominada 'impoluta' quede ya como objeto de museo y no sea exhibida en edificios públicos.

El presidente de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), Cornell Brooks, se ha referido a la polémica desde Charleston: "No podemos tener la bandera confederada ondeando en el Parlamento estatal". Reuters/EP