Obama en Madrid: «Me preocupan los políticos que tratan de dividir y no unir»

Un relajado y convincente Obama participó ayer en una charla sobre Economía Circular en Madrid rodeado de cientos de seguidores
Un relajado y convincente Obama participó ayer en una charla sobre Economía Circular en Madrid rodeado de cientos de seguidores

La estrella de la política estadounidense, Barack Obama, estuvo ayer en Madrid para participar en la Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular 2018 que se ha celebrado en la capital. La expectación y medidas de seguridad fueron máximas. Nadie quería perderse la conversación que mantuvieron el presidente número 44 de EE UU y el español Juan Verde, director de Advanced Leadership Foundation y asesor de Obama en materia energética durante su estancia en la Casa Blanca.

Con paso firme pero sin prisa, y vistiendo americana y camisa azul, sin corbata, el primer presidente negro de la historia de Estados Unidos se presentó ante un auditorio de miles de personas que le recibieron con un fuerte y sonoro aplauso. Murmullos, flashes y teléfonos móviles para inmortalizar el momento. Miró al público, agradeció los aplausos, alzó la mano y dijo «Hello». Luego repitió: «Hola».

Arrancó en ese momento una conversación entre dos hombres de convicciones claras, defensores de la sostenibilidad y la energía verde. Durante los 45 minutos de intensa charla, repasaron los retos y desafíos de las sociedades modernas. Obama lo tiene claro: le inquietan las realidades alternativas que surgen de los medios. «Antes había tres cadenas de televisión, y se ofrecía la misma versión de los hechos, pero hoy recibimos cada vez más información. No vivimos en la misma realidad. Si ves Fox News la realidad es diferente que si lees el New York Times», aseguró. El segundo de los problemas, la clase política: «Me preocupa que los políticos traten de dividir sobre la base de la religión y la raza y no de unir a la gente». Dos dardos dirigidos, sin mencionarlo en ningún momento, al actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump y otros líderes europeos.

También advirtió sobre «un auge del nacionalismo» en respuesta al «extraordinario cambio» que están suponiendo la tecnología y la globalización en la economía y la política.