Obama reaparece en la Universidad de Chicago

El ex presidente demócrata vuelve a escena cuando su partido todavía no ha encontrado un líder para reemplazarle

Barack Obama no ha hecho ninguna referencia a la política de su predecesor
Barack Obama no ha hecho ninguna referencia a la política de su predecesor

El ex presidente demócrata vuelve a escena cuando su partido todavía no ha encontrado un líder para reemplazarle

Evitó pronunciar su nombre. En cambio, la presencia del presidente Donald Trump se pudo percibir en la primera aparición pública del ex presidente demócrata Barack Obama después de abandonar la Casa Blanca.

Eligió la Universidad de Chicago, donde había sido profesor de Derecho Constitucional para este primer acto, el cual se convirtió en un homenaje a su vida y su carrera política. De esta forma, Obama decidió dar una conferencia sobre compromiso cívico. Así, empezó él hace décadas: comenzó como activista de la comunidad de Chicago, ciudad más tarde que convirtió en hogar con su esposa Michelle Obama.

Sin embargo, quizá Obama se equivocó al decidir rendirse homenaje a sí mismo en un momento en el que el Partido Demócrata todavía busca líder después del desastre de las elecciones presidenciales, en las que la ex jefa de la Diplomacia Hillary Clinton perdió contra el presidente republicano Donald Trump.

Todavía así, Obama, que apareció con un estilo informal sin corbata, realizó una intervención en la que abordó los asuntos de liderazgo, fracaso y uso de los medios sociales. “Tengo que decir que hay una razón por la que siempre soy optimista incluso cuando las cosas no van cómo quiero”, indicó el ex presidente Barack Obama al final de una intervención de casi hora y media en clara referencia sin mencionarlo de forma directa al presidente Donald Trump, el cual basó su campaña política en prometer derogar todas las iniciativas del demócrata.

“Soy el primero en reconocer que no encendí el mundo. Tampoco lo transformé de una manera significativa”, reconoció el ex presidente de su época de activista en el barrio de Chicago South Side, en referencia a la zona que está por debajo del río Chicago. “Pero sí me cambió. Esta comunidad me dio más de lo que pude devolverle. Esta comunidad me enseñó que la gente ordinaria, cuando trabaja junta, puede hacer cosas extraordinarias”, apuntó el ex presidente Barack Obama con unas palabras que recordaron a los discursos de su primera campaña presidencial en 2008. “Es importante dedicar tiempo a escuchar y entender lo que interesa a la gente, relacionarlo con sus necesidades inmediatas y a su vez con leyes que puedan influir en sus preocupaciones”, señaó Obama, el cual decidió reaparecer la semana en la que Donald Trump cumple sus primeros 100 días en la Casa Blanca.

En cambio, el republicano reconoció hace días que simplemente es un número más en referencia a dicha cifra simbólica. Sin embargo, esta semana en la que se ha vuelto a ver Obama es muy significativa por otras razones: Trump vuelve a la carga contra la reforma sanitaria del demócrata, presenta mañana la reforma de impuestos y el viernes se enfrenta a un posible “apagón” del gobierno a no ser que los republicanos y demócratas, los cuales están en guerra desde las elecciones, sean capaces de hallar cierto consenso en la ley de gastos.