Política

Oraciones por el hombre que atacó Pearl Harbour y otros criminales

El santuario de Yasukuni fue fundado en 1869
El santuario de Yasukuni fue fundado en 1869

Las paredes del santuario de Yasukuni, construido en 1869 por el emperador Meiji, esconden los fantasmas del imperio nipón que ponen los pelos de punta a quienes sintieron cerca sus garras. En él están los nombres de 2.466.000 combatientes, pero los que más incomodan a China y Corea del Sur son los catorce criminales de guerra condenados por el Tribunal Militar Penal Internacional para el Lejano Oriente tras la Segunda Guerra Mundial. Este conflicto coincidió con la segunda contienda chino-japonesa (1937-1945). Fue entonces cuando Tokio intentó conquistar la zona norte y este del gigante asiático, después de haberlo hecho con éxito en Manchuria. Precisamente el responsable de esta conquista, el entonces primer ministro y ministro de Guerra nipón, el general Hideki Tojo, es la figura más polémica del mausoleo. Su instinto sanguinario, su pacto con Hitler y Mussolini en 1940, y su responsabilidad directa a la hora de aprobar el ataque de Pearl Harbour en 1941 provocó que al finalizar la gran guerra fuera detenido por EE UU y condenado a muerte por crímenes de guerra. Por su parte, Seúl revive en este santuario, que recibe más de cinco millones de visitas al año, los turbios recuerdos del primer conflicto chino-japonés, cuando ambos países se disputaban su soberanía y que concluyó con el dominio nipón.