Primeras horas de duelo en El Prat

Familiares de las víctimas del accidente.
Familiares de las víctimas del accidente.

Familiares y amigos de los pasajeros del vuelo entre Barcelona y Düsseldorf de la compañía Germanwings que se ha estrellado hoy en los Alpes franceses han ido llegando durante todo el día al aeropuerto de El Prat, donde se han vivido escenas de dolor, para tener noticias de sus familiares, informa Efe.

Un Airbus A-320 de la compañía de bajo coste Germanwings, filial de Lufthansa, ha despegado a las 09:55 horas de la terminal T-2 del aeropuerto de Barcelona con destino a Düsseldorf y se ha estrellado en los Alpes franceses cerca de una hora después, con 150 pasajeros a bordo, de los que unos 45 serían españoles.

Desde que se ha conocido la tragedia han sido muchos los familiares que se han dirigido al mostrador de la empresa Swissport, que realiza las tareas de handling (servicio de tierra) a varias compañías, entre ellas Germanwings para pedir información.

Rápidamente, los Mossos de Esquadra han acompañados a los familiares, visiblemente afectados y muchos de ellos llorando, hasta el bloque técnico donde se ha habilitado una sala para atenderlos y prestarles asistencia psicológica.

También se ha vivido un momento de tensión cuando algunos de los familiares se han visto rodeados de cámaras de televisión y fotógrafos y han recriminado a los periodistas su actitud.

Entre las personas que se han desplazado hasta El Prat, había varios alumnos de un instituto de Llinars del Vallès que han acogido a un grupo de 16 estudiantes alemanes que, junto con dos profesoras, han pasado una semana en esta localidad barcelonesa en el marco de un intercambio escolar y que regresaban a Alemania en el avión siniestrado.

Manuel Calvo, un trabajador de la empresa Delphi, que se ha desplazado hasta El Prat para acompañar a los familiares de dos trabajadores de la empresa que parece ser viajaban en el vuelo.

También se ha dirigido al aeropuerto un ex trabajador de la empresa Bayer, Jordi Campoy, tras ser avisado por sus ex compañeros de trabajo de que un trabajador de Bayer viajaba en el avión, al igual que la mujer de otro empleado de la compañía.

"He venido para dar apoyo a la familia y, sobre todo, a un trabajador de Bayer, cuya mujer parece que viajaba en el avión", ha declarado Campoy a los medios.

A primera hora de la tarde, los familiares han empezado a ser trasladados a hoteles cercanos a El Prat para recibir una mejor atención psicológica y para recoger muestras de ADN que servirán para identificar los cadáveres.

La compañía Germanwings mantiene sus vuelos programados para esta tarde con destino a Colonia, Düsseldorf y Stuttgart, aunque el último acumula ya tres horas de retraso.

Sin embargo, la consternación que ha causado el accidente ha hecho que algunas personas se replanteen el viaje, como una pasajera alemana que tenía que coger el vuelo para Colonia y que, tras hablar con sus familiares, ha decidido anularlo y comprar un billete de tren.

Otros pasajeros, sin embargo, mantienen su programa y uno de ellos que viaja a Colonia a una feria se ha mostrado destrozado porque conocía a alguna de las víctimas y tenía que reunirse mañana con ellas en Alemania.

El viajero, que ha conocido la noticia porque le ha avisado el familiar de una víctima, ha dicho: "Tenemos que seguir adelante, no podemos dejar de hacer nuestras cosas, ni dejar de coger aviones y debemos confiar en las compañías aéreas porque siguen siendo el medio de transporte más seguro".

Andreu, otro pasajero, ha dicho que vuela de forma regular con esta compañía y ha asegurado que nunca ha tenido ninguna incidencia.

"No tengo miedo porque he volado muchas veces con esta compañía y nunca he tenido ningún problema, tenemos que sobreponernos y continuar con nuestra agenda", ha declarado.