Putin firma el decreto que suspende la participación de Rusia en el tratado nuclear INF

El tratado Intermediate-Range Nuclear Forces suponía la eliminación de los misiles balísticos o de crucero de entre 500 y 5.500 kilómetros de alcance

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha firmado este lunes el decreto para la suspensión del Tratado de control de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) por parte de Moscú, según ha confirmado el Kremlin.

"El presidente de Rusia firmó el decreto sobre la suspensión por la Federación Rusa de la aplicación del Tratado entre la URSS y Estados Unidos sobre misiles de alcance medio y más corto", ha dicho, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

El plan de Rusia para destruir el Pentágono en cinco minutos

La decisión ha llegado cerca de un mes después de que el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara la suspensión de sus obligaciones con el tratado y el inicio de un proceso de retirada del pacto que se completará en seis meses y del que solo se retractará si percibe que Moscú vuelve a cumplir con los términos del acuerdo.

"Rusia lleva violando el tratado desde hace mucho tiempo y con impunidad al desarrollar en secreto un sistema de misiles prohibido que supone una amenaza directa a nuestros aliados y a las tropas en el extranjero", denunció Trump.

El INF, suscrito en 1987, ayuda a proteger la seguridad de Estados Unidos y a sus aliados en Europa y Asia. Prohíbe que Estados Unidos y Rusia posean, produzcan o prueben misiles de crucero lanzados desde tierra con un alcance de 450 a 5.600 kilómetros.

Rusia ya había exhibido sus dudas sobre seguir o no en el acuerdo, dada la proximidad de la defensa de la OTAN a sus fronteras, que interpreta como una amenaza. La retirada marca una brusca ruptura en la política de control armamentístico de Estados Unidos y se enfrenta a la oposición de sectores moderados dentro del Departamento de Estado y del Pentágono.