Actualidad

Qué es el TIAR aprobado por Guaidó

La Asamblea Nacional ha aprobado este martes la readhesión al TIAR. La sesión ha tenido lugar en las calles en Caracas. Se trata de un paso más dentro de la oposición a Maduro del Gobierno de Guaidó

La Asamblea Nacional ha aprobado este martes la readhesión al TIAR. La sesión ha tenido lugar en las calles en Caracas. Se trata de un paso más dentro de la oposición a Maduro del Gobierno de Guaidó

Publicidad

La Asamblea Nacional venezolana ha aprobado la adhesión al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) este martes, en una sesión especial en las calles de Caracas. Juan Guaidó, presidente encargado, ha afirmado que “el TIAR no es mágico” y que viene después de “seis meses de trabajo”.

Según el diputado de la Asamblea Nacional Ángel Álvarez, miembro del partido de la oposición Voluntad Popular, la aplicación del TIAR supondría “la restitución institucional y la paz democrática” frente al régimen de Maduro. Los demás Estados americanos podrían intervenir en el país para asegurar el Gobierno de Guaidó. El diputado de Voluntad Popular afirma que requiere, aun así, “la participación de la gente”. Para ello, el presidente encargado ha realizado un “llamamiento a la calle” para este viernes.

El TIAR es un acuerdo entre diferentes naciones del continente americano por el cual se asegura la ayuda a los Estados americanos que han sido amenazados o atacados. El tratado se fundamenta en el derecho de legítima defensa que se esgrime en el artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas de San Francisco de 1945.

Los artículos clave dentro del TIAR son los 3.1 y 6. Ambos recogen la “legítima defensa individual o colectiva”, es decir la asistencia de otros países en caso de un conflicto armado o de un ataque no armado a la soberanía, respectivamente. Por ello, los países firmantes del tratado podrían ofrecer ayuda al estado en conflicto frente al ataque externo.

Publicidad

Venezuela abandonó el tratado en 2012, junto a Bolivia, Ecuador y Nicaragua. La razón que arguyeron los Estados fue que “ya no sirve” y que merecía “ser enterrado”. Esos países apostaron por impulsar la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sin embargo, el mismo TIAR, redactado en 1947 en Río de Janeiro (Brasil) reconoce la complementariedad de la OEA, quien puede ejercer de mediadora entre los países o instituciones en conflicto. En cualquier caso, serían los encargados de Exteriores de los países que estén involucrados los que, preferentemente, deben llevar a cabo las reuniones para facilitar la ayuda mutua.

Publicidad

El TIAR se ha activado en múltiples ocasiones, no en todas ha resultado fructífero. Muestra de su buen resultado es el conflicto entre Honduras y Nicaragua, en 1957. Ambos países solicitaron asistencia al TIAR, que consiguió la paz en la región y delimitó las fronteras entre ambos estados.

Por su contra, la Guerra de las Malvinas fue el ejemplo de su fragilidad. Argentina apeló al TIAR y requirió ayuda frente al ataque británico. Estados Unidos antepuso el pacto de la OTAN y alegó que Argentina había comenzado el conflicto para apoyar a Reino Unido en la isla del cono sur.

La última vez que se aplicó fue con los atentados del 11 de septiembre. Bush pidió ayuda a sus homólogos americanos para hacer frente al terrorismo. Los 23 países que lo formaban por aquel entonces firmaron “dar apoyo adicional” a Estados Unidos.

El anuncio de la readhesión al TIAR coincide con la celebración de los seis meses de Guaidó como presidente encargado. Durante este tiempo se han producido cinco grandes cortes de luz que han provocado el caos en el país, el último, horas antes del pleno. En su discurso, ha declarado Guaidó que el gobierno ha demostrado a lo largo de este tiempo que no tiene solamente una opción, sino “una estrategia, una ruta” frente al Gobierno de Maduro.

La sesión de este martes se ha realizado en la calle, según Álvarez, por la “naturaleza de la discusión y la importancia [de la aprobación de la readhesión al TIAR]” y para “garantizar la presencia a los medios de comunicación y a la gente”.

El diputado reconoce que se espera que, desde el liderazgo de Maduro se ejerza la “persecución y la violencia” como respuesta a esta declaración, mientras que Voluntad Popular, apunta, seguirá “proclamando el cese de la usurpación mediante herramientas democráticas”.

Publicidad