¿Qué le preocupa al mundo?

En Estados Unidos no fue el crimen ni la violencia, sino la Sanidad. Mientras que China está sumamente preocupada por las amenazas al medioambiente. El desempleo, la corrupción y los escándalos políticos y la desigualdad/pobreza son los tres asuntos que más inquietan a la sociedad en general, aunque como refleja el estudio de Ipsos, cada país tiene sus preocupaciones particulares

Principales preocupaciones por países
Principales preocupaciones por países

En Estados Unidos no fue el crimen ni la violencia, sino la Sanidad. Mientras que China está sumamente preocupada por las amenazas al medioambiente.

¿Qué le preocupa al mundo? Es una pregunta que la empresa de análisis y estudios de mercado Ipsos intenta responder cada mes (desde marzo de 2010) para después hacer una media anual. Para ello, según explica a LA RAZÓN Michael Clemence, director de investigaciones de Ipsos, realizan más de 250.000 entrevistas en 26 países (este año añadirán a Chile y a Malasia).

Si usted quisiera ganar unas hipotéticas elecciones mundiales ya sabe por lo que tiene que luchar: para que sus ciudadanos tengan buenos trabajos, no ser corrupto ni ser una fuente de escándalos, ni que tampoco haya desigualdades abismales entre sus habitantes. Y es que las mayores preocupaciones mundiales son el desempleo, la corrupción y la desigualdad. Lo cierto es que el desempleo ha sido el mayor temor a escala mundial desde marzo de 2010 hasta que en diciembre de 2017, la tendencia cambió y por primera vez desde que Ipsos hace este estudio, fue superado por la corrupción y los escándalos políticos, así como la pobreza y la desigualdad social. Dejó de ser el máximo temor en Canadá, Estados Unidos, Polonia, Suecia y Rusia. Aunque hasta diciembre había sido el mayor quebradero de cabeza para la mayoría de los países del mundo.

¿Qué le preocupa a cada país?

Este estudio resulta de lo más interesante y revelador. No obstante, hay inquietudes comunes y globales, la primera y mayor preocupación cambia dependiendo del país. Así, de los 26 países consultados, el paro fue lo que más intranquiliza en ocho naciones (entre ellas España, que en la actualidad tiene una tasa de desempleo del 16,1%). Después del paro, curiosamente, la atención sanitaria es la mayor preocupación para cinco países (entre los que se encuentra Estados Unidos). La corrupción política es el mayor malestar en tres países (como por ejemplo en Suráfrica) y la pobreza y la desigualdad lo es en otras tres naciones (entre ellas Rusia). Por último, cabe destacar que el único país en el que las amenazas al medio ambiente ha salido como primera preocupación es China.

Vayamos problema por problema:

El desempleo

No es sólo la mayor preocupación de 2017, también resulta esclarecedor que es la mayor preocupación en más grupos demográficos, tanto en países en desarrollo como en mercados consolidados. Así, los cinco países más intranquilos por la lacra del desempleo son Italia (65%), España (65%), Corea del Sur (62%), Serbia (61%) y Suráfrica (57%). Mientras que los países a los que menos les parece desasosegar son a Suecia (21%), Estados Unidos (18%), Reino Unido (18%), Israel (17%) y por último Alemania (12%). Esta tendencia parece lógica pues la tasa de desempleo germana es de tan sólo el 3,4%, la israelí 4,2%, la británica 4,2%, la estadounidense 3,9% y la sueca 6,5%. Unas envidiables cifras de un sólo dígito.

La pobreza y la desigualdad

Curiosamente, es más una gran preocupación en las economías estables que en las emergentes. Los cinco países más preocupados por la pobreza y la desigualdad son Hungría (57%), Rusia (54%), Serbia (53%), Alemania (45%) e Israel (41%). Según las conclusiones del estudio, aquellos países que son más optimistas respecto al futuro de su país, están mucho menos preocupados sobre este asunto. Los cinco menos alarmados sobre la pobreza y la desigualdad son Arabia Saudí (25%), Australia (24%), Brasil (23%), Suecia (23%) y Estados Unidos (17%).

Corrupción y los escándalos financieros y políticos

Es uno de los grandes problemas y preocupaciones del mundo. Suele coincidir con aquellos que también están preocupados por el desempleo. Los países emergentes están mucho más intranquilos sobre este asunto que las economías establecidas. Llama la atención que España, país desarrollado, esté en la lista. Los cinco más preocupados son Suráfrica (67%), Hungría (59%), Perú (57%), Brasil (57%) y España (56%). Mientras que los menos preocupados son Francia (17%), Australia (14%), Reino Unido (11%), Alemania (9%) y Suecia (9%).

¿Qué preocupa a las dos mayores economías mundiales?

En Estados Unidos, el 37% de los encuestados señaló la Sanidad como su principal preocupación. Podrían haber respondido con el control migratorio o la violencia y el crimen (en EE UU mueren unas 33.000 personas por arma de fuego), pero no, el sistema sanitario fue su respuesta mayoritaria. Sorprendentemente, los ciudadanos chinos reconocieron que las amenazas al medio ambiente eran su mayor preocupación en 2017 (44%). De acuerdo a Michael Clemence “en los informes anuales, ya comprobamos que desde 2013 salió como su principal preocupación”. Al preguntarle si cree que es una tendencia al alza, el investigador de Ipsos asevera que “no me extrañaría nada, aunque como se da la opción de amenazas al medio ambiente así como el cambio climático, pues se divide un poco la preocupación. Veremos este asunto subir pero nunca tanto como el desempleo o la corrupción”.

Optimismo y pesimismo

Finalmente, el informe anual de Ipsos analiza el optimismo mundial, comparado con 2016, el mundo es un 3% más optimista que el año pasado (40% en 2017 frente a 37% en 2016). Curiosamente, los países más optimistas son China (90%), India (73%), Arabia Saudí (72%) y Rusia (57%) mientras que los más pesimistas son (Francia (74%), España (74%), Hungría (77%), Italia (85%), Brasil (86%), México (89%) y Suráfrica (89%). Pero, ¿cómo se mide el pesimismo? “Es una pregunta tradicional que hace Gallup desde los años 70, exactamente se pregunta: ''¿Crees que tu país está yendo en el camino correcto o incorrecto?''”, indica el director de investigaciones de Ipsos, para quién hay una gran diferencia entre las economías emergentes y las ya más establecidas. “El informe anual refleja una tendencia entre las economías emergentes y las establecidas. Los países emergentes son más optimistas sobre hacia dónde va su país. Obviamente, el nivel de vida es mejor en Italia o en España que en China o en India, pero esta pregunta es más sobre la dirección, sobre el sentimiento de si las cosas van a mejorar o empeorar en el futuro”, concluye Clemence.