Internacional

Romney encabeza la revuelta republicana contra el «farsante» Trump

El tono xenófobo, demagógico y divisorio de la campaña del magnate causa enorme malestar en el "establishment"republicano

Mitt Romney, candidato republicano a la Presidencia de EEUU en 2012, lanzó hoy un duro ataque al polémico magnate Donald Trump, favorito para lograr este año la nominación, a quien definió como un "farsante"que llevaría al país al "abismo".

Publicidad

Mitt Romney, candidato republicano a la Presidencia de EEUU en 2012, lanzó hoy un duro ataque al polémico magnate Donald Trump, favorito para lograr este año la nominación, a quien definió como un "farsante"que llevaría al país al "abismo".

Romney abanderó la revuelta de los sectores tradicionales del Partido Republicano, que plantan cara a la cada vez más evidente candidatura a la Casa Blanca de Trump, al que no ven apto para dirigir al país más poderoso del mundo.

El tono xenófobo, demagógico y divisorio de la campaña del magnate causa enorme malestar en el "establishment"republicano y ha hecho saltar las alarmas del partido ante su Convención Nacional de julio próximo, que designará al candidato a la Presidencia de EEUU.

"Si nosotros, los republicanos, elegimos a Donald Trump como nuestro candidato, las expectativas de un futuro seguro y próspero van a disminuir enormemente", subrayó hoy Romney durante un apasionado discurso en la Universidad de Utah (oeste de EEUU).

Publicidad

Vinculado a las estructuras del partido conservador, el excandidato tildó al magnate inmobiliario de "farsante", al tiempo que desacreditó su éxito empresarial al espetar que "heredó sus negocios, no los creó".

"Sus promesas son inútiles, como una carrera de la Universidad Trump", señaló el exgobernador de Massachusetts en alusión a la institución académica creada por el multimillonario, cuyas operaciones cesaron en 2011 bajo sospecha de prácticas ilegales.

Publicidad

Romney, que en 2012 perdió las elecciones ante el presidente de EEUU, el demócrata Barack Obama, alertó de que Trump "está embaucando al público estadounidense"con ideas vagas, como la construcción de un muro en la frontera sur para taponar la inmigración ilegal y la promesa de que México pagará esa muralla.

El excandidato, que no mencionó el apoyo que Trump le brindó en los comicios de hace cuatro años (los medios rescataron hoy una foto de ambos abrazados entonces), enfatizó que ahora el magnate "carece del carácter"para ocupar la Casa Blanca y condenó algunas de sus "cualidades personales", como su "codicia"y "misoginia".

"Sus políticas nacionales -aseguró- conducirían a una recesión. Su política exterior haría a EEUU y el mundo menos seguros. No tiene ni el temperamento ni el juicio para ser presidente".

Sin apostar por uno de los contendientes que le disputan a Trump la nominación, Romney avaló a los senadores Ted Cruz y Marco Rubio, así como al gobernador de Ohio, John Kasich, pues el neurocirujano retirado Ben Carson ha dejado entrever que abandonará la pugna.

Romney también advirtió de que las encuestas apuntan a que Trump perdería ante Hillary Clinton, la gran favorita para obtener la candidatura demócrata a la Casa Blanca, en los comicios presidenciales del próximo 8 de noviembre.

"Una nominación de Trump -remarcó- haría posible su victoria (de Clinton").

Publicidad

Reacción de Trump

La reacción del multimillonario no se hizo esperar y, en su cuenta de la red social Twitter, escribió: "Enseñar al Partido Republicano cómo perder hace cuatro años no fue suficiente. Ahora, Romney quiere hacer eso de nuevo".

Looks like two-time failed candidate Mitt Romney is going to be telling Republicans how to get elected. Not a good messenger!

"Yo soy el único que puede batir a Hillary Clinton. No soy un Mitt Romney, que no sabe cómo ganar", replicó Trump, al dejar en el aire una pregunta: "¿Por qué Mitt Romney mendigó mi apoyo hace cuatro años?".

Why did Mitt Romney BEG me for my endorsement four years ago?

Desde el sector tradicional del Partido Republicano, el respetado senador John McCain, candidato presidencial en las elecciones de 2008 que ganó Obama, acudió en ayuda de su "amigo"Romney, con quien dijo compartir sus "preocupaciones sobre Donald Trump".

El discurso de Romney coincidió con la publicación de una carta firmada por más de 50 conservadores expertos en política exterior contra la candidatura del magnate.

"Su visión de la influencia y el poder estadounidenses en el mundo es muy incoherente (...). Oscila entre el aislacionismo y la temeridad militar en el espacio de una frase", denuncian los firmantes, entre ellos el exsecretario de Seguridad Nacional Michael Chertoff.

Al rescate de Trump salió la exgobernadora de Alaska Sarah Palin, icono del movimiento ultraconservador Tea Party, quien ha hecho campaña junto al controvertido multimillonario.

"Donald Trump, no piques el anzuelo", afirmó Palin en un mensaje publicado en la red social Facebook, en el que reprobó "el engaño y el ataque sin sentido del aparato"contra el magnate.