Triunfo del voto oculto

El respaldo de la clase media ilustrada, unido a la alta participación, favoreció el avance de Macri en las urnas

La Razón
La RazónLa Razón

–¿Por qué ninguna encuesta acertó con el resultado?

–Es posible que existiera un voto vergonzante hacia Macri, especialmente en un segmento pequeño de clase media ilustrada y progresista, que quizá ocultó su intención en los sondeos. En segundo lugar, el voto estratégico. Macri apeló al voto de los que en las primarias votaron por el kirchnerismo para evitar que Scioli ganara en primera vuelta. Otra explicación es el aumento de la participación. En las primarias votó el 74% del censo y el domingo, casi el 81%.

–¿No desvincularse del kirchnerismo fue el error de Scioli?

–Hasta hace siete meses, Scioli tenía un perfil moderado. Para asegurarse el apoyo de Cristina Fernández y obtener la candidatura peronista hizo muchas concesiones. Aceptó a una figura ultrakirchnerista como Carlos Zanini como candidato a vicepresidente, alguien poco conocido. También le afectó la omnipresencia de Fernández durante la campaña. Cristina es muy popular aún, pero terminó alienando al electorado independiente que Scioli podía captar. Tercero, la candidatura de Aníbal Fernández para gobernador en la provincia de Buenos Aires, al que se le vinculó con el narcotráfico antes de las primarias.

–¿Los votantes de Massa, un peronista disidente, se decantarán por Scioli?

–Massa se alejó del kirchnerismo para crear el Frente Renovador, algo típico del peronismo, desafiar al liderazgo existente desde fuera, con un partido propio. El discurso de campaña de Massa fue el más agresivo contra el Gobierno. Pero sus votantes, con un nivel social medio bajo, tienen un perfil más peronista. Por tanto, es difícil avanzar hacia dónde van a ir sus votantes, pero se puede pensar que pudieran respaldar a Macri en la segunda vuelta.

*Profesor de la Universidad Católica Argentina (UCA)