Internacional

Un pedófilo "extranjero", último sospechoso del secuestro de Madeleine McCann

La policía portuguesa investiga a un viejo conocido de las autoridades lusas por su implicación en varios casos de pedofilia

Las autoridades lusas investigan a un viejo conocido de la policía, un "extranjero"implicado en varios casos de pedofilia y que podría estar detrás de las desaparición de Madeleine McCann el 3 de mayo de 2007.

Publicidad

Han pasado 12 años desde que Madeleine McCann desapareciera de la habitación de un apartamento en la localidad portuguesa de Praia da Luz pero los investigadores tanto portugueses como británicos siguen intentando saber qué pasó aquélla fatídica noche del 3 de mayo de 2007. Así, gracias a las pesquisas de Scotland Yard, la policía portuguesa ha comenzado a investigar a un sospechoso al que ya había seguido la pista pero que con los nuevos indicios aportados por Reino Unido vuelve a estar en el foco de la policía Judicial lusa.

El sospechoso de secuestrar a Madeleine es un pedófilo "extranjero"que estaba en Portugal en las fechas de la desaparición de Maddie. Este hombre era conocido por las autoridades locales y había sido investigado por su participación en varios casos de pedofilia en el país.

Según publicó el "Diario da Manha", los investigadores portugueses "están siguiendo una sugerencia recibida de Scotland Yard y enviada recientemente a Portugal en relación con la desaparición de Madeleine", citando fuentes judiciales. El diario añade que se trataría de "un extranjero que se encontraba en Portugal en mayo de 2007, cuando la niña inglesa desapareció de un complejo turístico en Praia da Luz. El sospechoso no es ajeno a la policía portuguesa. En su momento, la Policía Judicial lo investigó por su presunta implicación en casos de pedofilia, pero a la luz de la información proveniente de Londres, los investigadores están estudiando este caso con más detalle". Esta noticia ha vuelto a albergar esperanzas al matrimonio McCann, que siempre defendió que se trató de un secuestro y piensan que su pequeña, que este mes cumpliría 16 años, sigue con vida, una posiblidad que los investigadores no han descartado pero que ven altamente improbable.

Publicidad

El rotativo explica que esta no es la única línea de investigación abierta, pero que las pesquisas están avanzando y que los inspectores ya habrían hablado con testigos que podrían haber aportado algunos datos de interés.

Con motivo del 12 aniversario de la desaparición de Madeleine, sus padres, Kaet y Jerri, de 51 años, quisieron a su pequeña con una carta, en la que se comprometen a seguir buscándola "por el tiempo que sea necesario". En una publicación en la web oficial Find Madeleine Campaign, la pareja afirma que desearía poder adelantar el tiempo para no tener que volver a revivir la pesadilla: "Por mucho que nos gustaría adelantar las primeras semanas de mayo, no hay forma de evitarlo"

Publicidad

"Los meses y los años pasan muy rápido; Madeleine cumplirá dieciséis años este mes. Es imposible poner en palabras cómo eso nos hace sentir. Hay consuelo y tranquilidad al saber que la investigación continúa y muchas personas en todo el mundo permanecen vigilantes. Gracias a todos los que nos siguen apoyando y por su continua esperanza y creencia. Durante el tiempo que sea necesario...", indicaron.