Política

Una europeísta, nueva presidenta de Eslovaquia

La abogada Zuzana Caputova, de 45 años, será la única figura pro UE del Grupo de Visegrado.

Zuzana Caputova celebra su triunfo. Foto: Efe
Zuzana Caputova celebra su triunfo. Foto: Efe

La abogada Zuzana Caputova, de 45 años, será la única figura pro UE del Grupo de Visegrado.

En una ola de furia pública por la corrupción, la abogada liberal Zuzana Caputova ganó las elecciones presidenciales de Eslovaquia y rompe así la tendencia que ha situado a políticos populistas y antieuropeos en el sillón del poder en el continente. La corrupción y el cambio político han sido los temas principales de la segunda vuelta, que tiene lugar un año después de que el periodista Jan Kuciak, de 27 años, fuera asesinado junto a su prometida en medio de una investigación sobre los contactos de la clase política eslovaca con la mafia italiana.

Caputova, una inexperta política ha hecho historia pues se ha convertido en la primera mujer presidenta de Eslovaquia. Según informa el diario eslovaco «Dennik N», con el 91% escrutado, Caputova ha logrado el 58,02% de los votos, por delante del comisario europeo Maros Sefcovic, que ha obtenido el 41,98% de los sufragios. Sefcovic, un diplomático respetado que también es pro UE y está respaldado por el partido gobernante Smer (la agrupación más grande en el Parlamento que ha dominado la política eslovaca desde 2006), concedió al cierre de esta edición la victoria a su rival.

Caputova hizo una campaña para terminar con lo que ella llama «la captura del Estado por las personas que manejan los hilos desde la oscuridad», un mensaje que los sondeos señalan que cala entre los votantes más jóvenes. Las mesas electorales se abrieron ayer a las 7:00 de la mañana y se cerraron a las 22:00 horas. «Me convenció la historia de Caputova. Ella sabe lo que es enfrentarse a la injusticia y siempre ha tenido el respaldo de quienes lucharon contra los oligarcas», dijo Zuzana Behrikova, una votante de Bratislava. «Creo que ella puede resistir perfectamente a las grandes presiones que trae el puesto de presidenta». El jefe del Estado de Eslovaquia ejerce poco poder en el día a día, pero nombra primeros ministros y puede vetar los nombramientos de los principales fiscales y jueces. Cinco personas han sido acusadas desde los asesinatos de Kuciak y su pareja Martina Kusnirova, incluido el empresario Marian Kocner, quien fue investigado por Kuciak y que se ha convertido en un símbolo de la impunidad tras una década de Gobierno de Smer. Kocner continua negando los hechos.

Los asesinatos provocaron las mayores protestas en la historia poscomunista de Eslovaquia. Caputova emprendió una pelea de 14 años con una compañía representada por Kocner que quería construir un vertedero ilegal en su ciudad natal. Finalmente ganó el caso. Su ecologismo ha sido clave. Reuters