Abatido el hombre armado atrincherado en un cine en Alemania

La policía alemana confirma que no hay heridos entre las personas que estaban en el multicine

Efectivos de la policía alemana ante la entrada de los cines
Efectivos de la policía alemana ante la entrada de los cines

La policía de Viernheim (suroeste de Alemania) habría abatido al hombre armado que se había atrincherado hoy en un multicine de esta localidad tras realizar varios disparos que, según algunos medios alemanes, han podido dejar decenas de heridos.

La policía alemana confirmó hoy que no hay heridos entre las personas que estaban en el multicine de Viernheim (suroeste del país) donde se atrincheró un hombre armado que fue abatido por una unidad de las fuerzas especiales.

La televisión pública del estado federado de Hesse y el diario "Bild"informaron previamente de que al menos 25 personas habían resultado heridas en este suceso, aunque el segundo apuntó que se vieron afectadas por el uso de gases lacrimógenos.

Según las primeras investigaciones, el autor del suceso es un hombre presuntamente desequilibrado y que actuó sin motivaciones terroristas.

Poco antes, el responsable de Interior del estado federado de Hesse, Peter Beuth, informó de que las fuerzas de seguridad mataron al atacante.

Beuth, en una comparecencia de urgencia en la cámara legislativa regional, explicó que el sujeto que llevaba un "arma de largo alcance"y "enmascarado"entró en el establecimiento, disparó "cuatro veces"y se atrincheró en el interior con "rehenes".

El hombre, que "daba la impresión de estar desconcertado", fue abatido por la policía porque estaba rodeado de rehenes, explicó el responsable de Interior de Hesse.

"No tengo conocimiento de que haya terceros damnificados", agregó Beuth, frente a las informaciones publicadas hasta ese momento y que se referían a que había varios heridos.

El suceso comenzó sobre las 13.00 GMT, cuando el hombre, con una arma y un cinturón de municiones al hombro, irrumpió en unos multicines y supuestamente realizó varios disparos, lo que provocó el pánico y desató la acción de las fuerzas especiales de la policía. EFE