Venezuela se rebela contra Maduro

Capriles lidera una oleada de protestas en contra de la nacionalización de la economía. La oposición realiza una demostración de fuerza de cara a las municipales de diciembre

«QUE APAREZCAN LA LECHE Y EL PAPEL HIGIÉNICO». El líder de la oposición, Henrique Capriles, en uno de los enclaves de la protesta popular
«QUE APAREZCAN LA LECHE Y EL PAPEL HIGIÉNICO». El líder de la oposición, Henrique Capriles, en uno de los enclaves de la protesta popular

La oposición volvió ayer a las calles de Venezuela y logró reunir los argumentos y las voces suficientes en contra de los innumerables flagelos que aquejan al país.

La oposición volvió ayer a las calles de Venezuela y logró reunir los argumentos y las voces suficientes en contra de los innumerables flagelos que aquejan al país. Una demostración de fuerza protagonizada por la mitad de los venezolanos contraria al Gobierno de Nicolás Maduro. Con la gorra tricolor y gritando consignas, miles de personas participaron en la manifestación convocada por el gobernador de Miranda y líder de la oposición, Henrique Capriles Radonski, en nombre de toda la alianza de la Mesa de la Unidad Democrática. Desde primera hora de la mañana, un gran número de ciudadanos se concentró en la plaza Brión de Chacaito y marchó hasta plaza Venezuela, donde estaba dispuesta una tarima para que Capriles ofreciese declaraciones. «Que aparezcan la leche y el papel higiénico, que no se vaya la luz, que no haya colas para comprar comida. Quince años enchufados al poder y ahora se han dado cuenta del desastre económico del cual son responsables. Todo el país contra el caos y la corrupción del Gobierno», reivindicó Capriles.

La masiva protesta se celebró a las puertas de los comicios del 8 de diciembre en los que se elegirán 335 alcaldes y la oposición aspira a retener y ampliar su presencia en las grandes ciudades como Maracaibo, en el oeste del país, y la segunda mayor después de Caracas, así como en otras del centro venezolano como Valencia. Por parte del oficialismo, se podrá comprobar en estas elecciones si Maduro ha logrado unificar de nuevo todas las fuerzas chavistas fieles al fallecido Hugo Chávez. Hay muchas reformas económicas que tras su implantración han calado bien en las clases populares, aunque sea a corto plazo. Sin embargo, hay muchas otras carencias que han hecho que la ciudadanía esté inconforme.

La masiva asistencia en la marcha de ayer es, en cualquier caso, un mensaje al Gobierno de que buena parte de los venezolanos están en contra de las medidas que está tomando Maduro para solventar la crisis económica. Desde que la Asamblea otorgó el pasado martes facultades especiales al presidente para gobernar por decreto durante un año, el Gobierno ha emprendido una «caza de brujas» contra comerciantes a los que denomina especuladores, además de perseguir a políticos opositores. «En la oposición representada por la clase media hay que matizar que había una división acerca de si participar o no en la protesta. Hay muchos comerciantes que, aunque están descontentos con las reformas y la grave situación económica, no se quieren exponer ante el Gobierno y sufrir las consecuencias de expropiación y saqueo», explica Jesús Castillo, docente de Ciencias Políticas de la Universidad del Zulia. Y es que, precisamente la víspera de la marcha, el presidente Maduro ordenó la captura de «dos operadores» de los partidos opositores Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ) por haberse involucrado, según la versión oficial, en un supuesto plan de sabotaje y por culpar al oficialismo por ello.

«He ordenado capturar a estas dos personas después de que fueran identificados buscando motorizados para contratarlos, vestirlos de rojo y que atacaran algunas de las manifestaciones», dijo Maduro. Por otra parte, el diputado Miguel Cocchiola, aspirante a la alcaldía de Valencia, ha sido procesado por sobreprecios. El parlamentario del estado de Carabobo aseguró que el único motivo por el que ha sido acusado es por tener ventaja para ganar la alcaldía en los comicios del 8 de diciembre. De viaje en Miami, se plantea si volver al país o no, aunque todo indica que la próxima semana aterrizará en suelo venezolano. En paralelo, el Supremo inhabilitó una vez más a David Uzcátegui, quien era el candidato por la Unidad para el municipio de Baruta de cara a las elecciones del 8-D. Todas estas noticias han sido silenciadas en las televisiones locales que son contraladas por el oficialismo. Desde que Globovisión pasó a manos de empresarios chavistas no quedan «antenas libres». Hasta el momento, los discursos de Capriles eran retrasmitidos en directo por la cadena, mientras que las marchas eran captadas con tomas aéreas utilizadas posteriormente para compararlas con las imágenes de las movilizaciones «rojillas». Un juego que ya se acabó. Ayer ninguna cadena emitió imágenes en vivo de la gran protesta opositora.

El régimen arresta a un opositor

Capriles denunció ayer públicamente al presidente Maduro por haber detenido a su coordinador nacional de giras para la campaña de elecciones municipales, Alejandro Silva, quien fue sacado a golpes de un hotel por funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar. El coordinador llevaba varias horas en paradero desconocido. Su partido llegó a temer lo peor.