Belleza

4 tratamientos para disimular las marcas del acné

Millones de personas sufren acné y millones de personas buscan una solución fiable y factible para hacer desaparecer las temidas marcas y cicatrices que deja en la piel. Y, a pesar de que hay muchos tipos diferentes de cicatrices de acné, todos los tratamientos buscan estimular el colágeno más profundo de la piel para así lograr una superficie más lisa, sin marcas ni cicatrices. Hoy os contamos las cuatro nuevas formas para hacer desaparecer, o al menos hacer que sean menos visibles, las cicatrices provocadas por el acné.

Millones de personas sufren acné y millones de personas buscan una solución fiable y factible para hacer desaparecer las temidas marcas y cicatrices que deja en la piel. Y, a pesar de que hay muchos tipos diferentes de cicatrices de acné, todos los tratamientos buscan estimular el colágeno más profundo de la piel para así lograr una superficie más lisa, sin marcas ni cicatrices. Hoy os contamos las cuatro nuevas formas para hacer desaparecer, o al menos hacer que sean menos visibles, las cicatrices provocadas por el acné.

1. Tratamiento de Luz Pulsada: se realiza en el momento en el que el dermatólogo detecta que los granos están en un punto que pueden empezar a formar cicatriz. Este tratamiento de luz pulsada ayuda a cerrar los vasos sanguíneos, alivia la rojez y previene las cicatrices. Como resultado, la piel se ve más lisa y uniforme tanto en tejido como en color.

2. Láser (Fractional Resurfacing): este procedimiento estimula la producción de colágeno nuevo, y lo hace calentando pequeñas columnas de tejido sin dañar la superficie de la piel. Después de cada tratamiento, hay un leve enrojecimiento e hinchazón que desaparece en unos pocos días. El tratamiento debe repetirse al menos 3 veces en el transcurso de varios meses.

3. Láser CO2 (Fractional Resurfacing): se trata de un tratamiento similar al anterior, pero más intensivo. Aporta una mejora en la textura de la piel a pesar de que es más agresivo que los anteriores. En este caso, la recuperación dura aproximadamente una semana, porque además el tratamiento va acompañado de un peeling que si bien obtiene resultados asombrosos, es bastante agresivo y durante un tiempo, aproximadamente dos semanas, no se aconseja salir a la calle.

4. Microneedling: menos agresiva que las técnicas anteriores, y también un poco más económica, el Microneedling consigue la producción de colágeno a través de finísimas agujas que lo estimulan. El Microneedling se realiza utilizando una pluma de vibración especial que contiene pequeñas agujas. Previamente al paciente se le aplica una crema anestésica para evitar dolores innecesarios. Después del tratamiento la mayoría de la gente experimenta enrojecimiento e hinchazón leve, pero puede reanudar la actividad normal casi inmediatamente. El Microneedling se puede utilizar para borrar cicatrices de leves a moderadas, alisar la textura de la piel y disminuir el tamaño del poro.