Jesús Castejón: Terapia frente al fuego

Jesús Castejón
Jesús Castejón

Su Selfiereceta

Arroz con coliflor y bacalao

Ingredientes:

-Arroz bomba-Bacalao-Coliflor-Fumet de pescado-Tomate-Pimientos secos-Ajos-Verduritas-Azafrán

Elaboración:

-Es un plato que aproximadamente lleva 20 minutos. Se hace el sofrito con los pimientos secos, verduritas, la coliflor cortada en trozos pequeñitos, ajos... y al final se introduce el tomate. A continuación, se añade el arroz y bacalao para hacerlo con el caldo de fumet de pescado. Al principio damos un poco más de fuerza al fuego, para luego mantenerlo a fuego medio. Por último, unas tiras de azafrán.

Lo suyo es de profesional. No se trata de un cocinero amateur que se mete en la cocina «para ver lo que sale». Quizá tenga algo que ver el hecho de que Jesús Castejón lleve viviendo en Bilbao diez años. «Aquí la gastronomía es algo más que una cultura, se trata de una religión», explica. Este actor, que acaba de protagonizar la exitosa serie de Antena 3 «Vis a Vis» y que ahora retoma su faceta de director con «Golfus de Roma», que estrena en los Veranos de la Villa de Madrid el próximo 19 de agosto, reconoce que tiene maña entre fogones. De hecho, sus amigos no dudan en visitarle desde cualquier punto del país, incluso del extranjero, para probar sus delicatessen. «Ellos me dicen que mi casa es el mejor restaurante de Bilbao», apostilla.

Eso sí, su cocina es sencilla, nada de estridencias ni saltos mortales. Sus raíces alicantinas hacen que los arroces ocupen una buena posición dentro del top ten de su recetario. «El arroz es algo sagrado en mi familia. Mi abuela lo hacía con cualquier cosa, tenía mil recetas con este ingrediente. Muchas se han perdido con el paso de los años, pero yo guardo unas cuantas en mi memoria», reconoce.

También se siente seguro al frente de la barbacoa, «pero no de ésas que se queman y sienta fatal», explica, sino de las de nivel avanzado. Es decir, varía con atino la altura de la parrilla, utiliza cuando puede leña de encina, sella la carne con cuidado... «Tengo la suerte de no tener vecinos arriba porque allí es donde preparo mis barbacoas. Es lo bueno de vivir en un ático», dice. Para las chuletillas usa brasas de sarmiento, para que queden en su punto. Mientras que si decide hacer algunas verduras, las envuelve con aluminio y las pone a fuego lento en un rincón de la parrilla. Todo lo tiene pensando.

«La cocina es un pequeño templo para mí, un lugar en el que me olvido del mundo. Podría decir que incluso me sirve de terapia», asegura un Castejón que establece un claro paralelismo entre la gastronomía y la interpretación. «Ambas implican riesgo, prueba-error, cariño. Uno puede permitirse perder la consciencia, sin perderla del todo», afirma.

Además de cocinillas, Jesús es atrevido y defiende la idea de que allá donde fueres haz lo que vieres. Pues bien, no ha tenido reparos en probar en Colombia los huevos de iguana, o en México los saltamontes. «Son crujientes, picantitos... me encantan», asegura. «Y cuando estuve en DF, mis amigos me dijeron que ni se me ocurriera comer en los puestos callejeros, pero allí los mexicanos comen en ellos, así que yo también lo hice. Los tacos estaban deliciosos», añade.

La cocina de Castejón es de las que se cocinan a fuego lento. La disposición de las estancias de su casa facilita además que los invitados participen de todo el proceso creativo. «Mi cocina es abierta, da al salón, así mientras cocino, puedo charlar con los invitados. Sin agobios. Y es que en el fondo, la gastronomía es algo lúdico», afirma el actor, que ya se ha convertido en el chef de todas las funciones teatrales en las que participa. Eso sí, una vez que se baja el telón.

Mi restaurante favorito

«En Madrid, me quedo con Casa Hylogui (calle Ventura de la Vega). Es un castellano tradicional donde hacen unos asados al horno de leña de impresión. En Bilbao, mi casa».