Contrastes en «armonía»

La fusión de las gastronomías latina y asiática ya tiene nombre y lista de reservas en el barrio de Malasaña: Pajarita

47 Ronin propone una cocina japonesa creativa
47 Ronin propone una cocina japonesa creativa

La fusión de las gastronomías latina y asiática ya tiene nombre y lista de reservas en el barrio de Malasaña: Pajarita

A medio camino entre la gastronomía latinoamericana y la asiática, Pajarita, en el corazón de Malasaña, ha logrado conquistarnos con platos cargados de originalidad en un local sencillo en el que se ofrece una excelente relación calidad precio. La carta no es nada extensa, aquí lo que se lleva es pedir varias raciones para lograr disfrutar una explosión de sabores para compartir. Comenzamos con unos «huevos divorciados» en los que, lo que parece miga de pan, no es otra cosa que la clara y aceite de trufa. Yemas sobre arroz salvaje, galleta de frijol, galleta de tomate, habas y cristal de albahaca. El baozí de cebón, entraña con ajetes crujientes en pan bao de llamativo color rojo, acompañado de alioli de chiles secos, es uno de los platos estrella de este pequeño local de cuya cocina, abierta a la sala, no paran tampoco de salir unos macarons muy especiales: rellenos de pollo en mole poblano y cochinita pibil, los mejicanos, son una fusión perfecta de dulce y salado.

El toque refrescante llegó a la mesa con otro plato de original bautismo. «La que has liado repollito»: rollitos de lomo de cerdo adobado en pimienta y barbacoa y enrollados en una crujiente hoja de repollo. La «pulparepa», una arepa de tinta de calamar que guarda en su interior láminas de pulpo y milhojas de patata en pimentón sorprende. Y para acabar con un toque goloso, los amantes del chocolate no deben dejar pasar al «Papa Francisco I», una deliciosa mousse de cacao negro con bizcocho de ligero a la crema de avellana que tiene la textura de un helado y nos deja en el paladar un recuerdo a la famosa marca de crema de cacao.

Los menús degustación, que han bautizado como «armonía», son un buen punto de partida para adentrarse en esta nueva aventura culinaria de la mano de los Victor Aleñar y Ricardo Andrade. Y, como el local tiene dos ambientes, Pajarita también es el lugar ideal para tomar la primera copa. Ahora quizá no haga falta, pero, si lo dejan para más adelante, recuerden reservar. Aunque sirve menú a mediodía, las noches de los fines de semana Pajarita se ha convertido en uno de los locales de moda de Madrid.

Pajarita

Dónde: Apodaca, 20. Madrid.

Tel: 91 591 73 10

Precio medio: menú «Armonía I» para dos: 32 euros. Precio medio a la carta 25 euros.

Plato estrella: baozí de entraña de cebón y «la que has liado repollito»