Cine

Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow, acosadas por Weinstein

Se suman a la lista cada vez más numerosa de actrices de Hollywood que denuncian al poderoso productor por abusos.

Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow
Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow

Se suman a la lista cada vez más numerosa de actrices de Hollywood que denuncian al poderoso productor por abusos.

Queda ya claro que prácticamente cualquier actriz que quisiera triunfar en Hollywood tenía que transigir con los acosos sexuales del ya ex jefe de la todopoderosa Miramax, Harvey Weinstein. Ayer el periódico «The New York Times», que publicó la exclusiva hace días, desveló el testimonio de Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie (ambas, paradojas de la vida unidas por Brad Pitt, que fue novio de la primera y esposo de la segunda), quien prefirió confirmar el acoso sufrido en un escueto comunicado. Sin embargo, la primera ofreció una relato de nuevo escalofriante sobre su encuentro con Weinstein. Como en otros casos ya denunciados, ocurrió en la suite del Hotel Peninsula Beverly Hills (California), donde el productor pidió a la intérprete que le hiciera un masaje en la cama justo antes de que empezase a filmar la película «Emma». Entonces tenía 22 años: «Era una niña y cuando escuché sus palabras me quedé petrificada», indicó a la publicación. Entonces, se negó a complacer a Weinstein, el hombre que le lanzó en su carrera y ayudó a ganar un Oscar. Huyó aterrada de la habitación. Pensaba que la despediría «ipso facto», pues su negativa se produjo justo antes de que comenzara el rodaje, un filme que le proporcionó reconocimiento internacional. Se lo contó al novio que tenía en aquel momento, Brad Pitt, que fue inmediatamente a hablar con el productor de Miramax. Weinstein se mostró muy claro: no debía contarle a nadie lo ocurrido en la habitación.

El relato de Paltrow coincide con el de otras actrices, que en los últimos días han reconocido que sufrieron acoso sexual por parte del directivo neoyorquino. Rosanna Arquette también ha relatado que sufrió una experiencia similar, al igual que la intérprete francesa Judith Godreche. Sin embargo, el de Angelina Jolie, que también se produjo ayer, dejó helada a la meca del cine. «Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein durante mi juventud, lo confieso. Como resultado opté por no trabajar nunca más con él y advertí a otras actrices de lo que me había sucedido. Su comportamiento con las mujeres de cualquier profesión en cualquier país resulta inaceptable», señala Jolie en un comunicado sobre el productor, al cual han rescindido de manera inmediata de Miramax como consecuencia del escándalo desatado a raíz del artículo publicado este fin de semana por el rotativo neoyorquino. Hollywood ha levantado la voz y cada día son nuevos testimonios los que se suman a esta interminable lista de denuncias.