Cristiano vs. Kevin: la polémica continúa

James Rodríguez, el cantante Roldán y Cristiano
James Rodríguez, el cantante Roldán y Cristiano

El astro merengue podría denunciar al cantante por publicar las polémicas fotos privadas de su 30 cumpleaños.

Como si de una canción de Paloma San Basilio se tratara, para Cristiano Ronaldo «la fiesta terminó». Este podría ser el perfecto balance de un fin de semana bastante turbio que ha pasado factura tanto en lo personal como en lo profesional al crack del balón. El portugués se vio envuelto de nuevo en una polémica tras filtrarse en internet fotos de la fiesta que celebró por su 30 cumpleaños el mismo día en que su equipo perdía estrepitosamente frente al Atlético de Madrid. La celebración, que contaba con los lujos a los que está acostumbrado el futbolista, fue duramente criticada por el club y sus aficionados, que no entendían cómo podía tener ánimo de correrse semejante juerga tras la derrota de su equipo. Más tarde, se defendía alegando que esa reunión era un evento privado del que no tenía que rendir cuentas públicas, pero para entonces las redes sociales ya estaban incendiadas por la controvertida estrella.

Algunos de los invitados fueron Keylor Navas y James Rodríguez, compañeros de equipo del astro, que tampoco se sentían muy alicaídos tras la humillación del derbi. ¿El culpable de la filtración? el cantante que actuó en la fiesta, Kevin Roldán, que habría ganado 10.000 euros por actuar esa noche. En un principio Ronaldo no tenía intención alguna de tomar represalias contra el artista, que además forma parte de su entorno, pero tras la presión recibida del equipo merengue y de la prensa parece que su solución pasa por interponer una demanda legal al responsable de hacer públicas las instantáneas. En las imágenes sólo se alcanza a ver a algunos de los invitados y una escena de karaoke privada con el artista del reguetón colombiano, suficiente para encender la ira de Cristiano.

El representante de Roldán se ha manifestado en cuanto al «altercado social» para comentar que «el cantante no está al tanto de este revuelo y no le preocupa». Además, el colombiano ha afirmado que «en el contrato no existían cláusulas de confidencialidad». Sin duda alguna, esta polémica sirve como una estupenda carta de presentación para Roldán, que apenas era conocido en España y que se encuentra en su gira promocional por Suramérica.

Un año nefasto

Esta desavenencia de Cristiano con el Real Madrid se une a su reciente ruptura con la modelo Irina Shayk, que parece encontrarse en su mejor momento tras dejar a Ronaldo. A la rusa se la pudo ver poco después del cumpleaños del futbolista en la fiesta posterior a la gala de los Oscar que organizaba «Vanity Fair» en Los Ángeles. Y no fue precisamente discreta: acudió con un vestido semitransparente de Versace que daba a entender que ningún hombre iba a alterar su estado de ánimo, ni el mismísimo Ronaldo celebrando su cumpleaños al otro lado del Atlánico sin ella.