Julio Iglesias, volver a ser padre

El juicio por la paternidad de Javier Santos será en marzo, pero el cantante se niega a hacerse la prueba de ADN

El cantante Julio Iglesias el 29 de septiembre de 2016
El cantante Julio Iglesias el 29 de septiembre de 2016

El juicio por la paternidad de Javier Santos será en marzo, pero el cantante se niega a hacerse la prueba de ADN.

El juzgado de Primera Instancia número 13 de La Ciudad de la Justicia de Valencia será donde tendrá lugar el juicio el 4 de marzo sobre la paternidad de Julio Iglesias y Javier Sánchez-Santos, según ha informado Fernando Osuna, abogado del sevillano Javier Sánchez, y así consta en un escrito del Juzgado, fechado el pasado 21 de diciembre de este mismo año. El posible hijo del cantante nació en 1976 fruto de un romance entre Julio Iglesias y la bailarina María Edite Santos y ahora reclama el reconocimiento biológico de su padre.

La estrella de la música ha sido llamada para que le tomen muestras de ADN, pero Fernando Osuna confiesa al diario LA RAZÓN que «creemos que no se va a presentar». Asimismo, la parte del demandante solicitará entre hoy y mañana tomar muestras de ADN a todos los hijos biológicos del artísta: Chabeli, Julio Iglesias Jr y Enrique Iglesias; todos del matrimonio con Isabel Preysler y, por otro lado, a los que tuvo con Miranda Rijnsburger; Miguel Alejandro, Rodrigo, Victoria, Cristina y Guillermo Rijnsburger. «Sus hijos tampoco se van a presentar al juicio, pero eso no es problema nuestro, ya que le afecta de manera negativa al progenitor y eso el juez lo tendrá en cuenta a la hora de dictar sentencia», asegura el abogado de Javier Sánchez-Soto, «Es un acto de rebeldía huir de la justicia», concluye Osuna.

Para sustentar la tesis de que Javier Sánchez es hijo de Julio Iglesias, los demandantes ya presentaron una primera prueba de ADN en septiembre del año pasado (2017) obtenida por un equipo de detectives en Miami, a partir de restos orgánicos arrojados en la basura del intérprete y que Fernando Osuna corrobora en un 99% la compatibilidad genética. «Estamos encantados», ha explicado el letrado del supuesto hijo de Julio Iglesias, «íbamos a pedir al juzgado que el juicio se celebrase en febrero, pero nos hemos dado cuenta que ya se había fijado para marzo». Por otro lado, María Edite se muestra tranquila ante el desenlace final contra la estrella de la música: «Lo normal es que ante las negativas de hacerse las pruebas de ADN el juez acabe dictando sentencia. Tienen miedo sobre todo Julio, por eso no ha querido hacerse la prueba», asegura Santos.