Gisele Bündchen gana más que Cristiano

La brasileña consolida su puesto como modelo mejor pagada del mundo con 35 millones en 2014.

Imagínese ganar 96.712 euros al día. 4.029 euros a la hora. Se echa una siesta y, al despertar, tiene 8.000 euros más en la cuenta, lo que gana una persona con el salario mínimo en España durante un año. Pues para conseguir aumentar los ceros de la cuenta incluso durmiendo sólo necesita medir 1,80 metros, pesar 57 kg y haber desfilado y realizado campañas para las firmas más prestigiosas del mundo. Tal es el caso de Gisele Bündchen, que desde 2002 se convierte en la modelo mejor pagada según la lista anual de la revista «Forbes». A sus 34 años, nadie le arrebata el trono en lo alto de la pirámide «fashion»: entre junio de 2013 y junio de 2014 la maniquí se embolsó 35,3 millones de euros, aumentando su caché respecto a los 31 que ingresó en el mismo periodo del año anterior y superando a estrellas millonarias como Cristiano Ronaldo, que recibe 16 millones anuales del Real Madrid.

KATE MOSS, IMBATIBLE

La explosiva brasileña ganó casi seis veces más que las segundas en la lista, Doutzen Kroes y Adriana Lima, que empatan con 6 millones de euros cada una, muy seguidas de Kate Moss (la única de la lista original, creada en 1999, que se mantiene), Kate Upton, Miranda Kerr y Liu Wen, que ingresaron 5,2 millones. Y aunque la desigualdad salarial es una evidencia en todo el mundo, en el caso de Bündchen no se cumple: su marido, Tom Brady, con el que tiene un hijo, ganó 23,5 millones de euros como «quarterback» de los New England Patriots.

Las dos grandes novedades en la lista de las 21 modelos de este año –cuyas ganancias suman 107 millones de euros– son Kate Upton, la voluptuosa americana que ha conseguido dar el salto al cine –y lo ha hecho nada más y nada menos que con Cameron Diaz en «No hay dos sin tres»–, y Cara Delevingne. La joven británica consigue imponerse a nombres tradicionales en el mundo de la moda como Joan Smalls o Erin Wasson aupándose hasta un espectacular 15º puesto con unos ingresos de 2,6 millones de euros gracias a las campañas de Topshop, Chanel, DKNY y Burberry, además de continuar siendo cabeza de desfile para las firmas más prestigiosas de las «fashion weeks» de todo el globo. Y es que 2014 ha sido el año de las nuevas caras, con nombres como Karlie Kloss, Jourdan Dunn o Anja Rubik haciendo su aparición, aunque sus salarios no alcanzan a su ingente número de seguidores en las redes sociales, un mercado que, según los expertos, aún está por explotar.

MODELO Y EMPRENDEDORA

Además de haber firmado contratos millonarios para las campañas de Carolina Herrera, H&M y Chanel, Gisele Bündchen se ha convertido en diseñadora de sandalias para la firma Grendene (las ventas de su línea, Ipanema, suponen cerca del 63% de las exportaciones anuales de la compañía, lo que produce unos ingresos de 188 millones de euros) y ha renovado como imagen de marcas tan prestigiosas como L'Oréal y Oral-B. Pero la «top model» no se limita a posar y seducir a las cámaras y ha decidido sacarle crédito a su merecida fama creando su propia línea de ropa interior, Gisele Bündchen Intimates, que le reporta más de 14 millones de euros anuales. Es lo que se conoce como «autobranding»: utilizar el propio nombre para crear su marca. Todo ello viene a sumarse a la línea «eco-friendly» de cosméticos que lanzó en 2010, Sejaa Pure Skincare, y a su trabajo como directora creativa de la colección Gisele Bündchen para C&A.