Imanol Arias, «tocado y hundido»

Tras su ruptura con Irene Merixtell, el actor está volcado en sus hijos y en el rodaje de «Cuéntame»

Arias no ha podido recuperar a Irene
Arias no ha podido recuperar a Irene

Tras su ruptura con Irene Merixtell, el actor está volcado en sus hijos y en el rodaje de «Cuéntame»

Imanol Arias intentó salvar su relación hasta el último momento, incluso sabiendo que ya se había cruzado otro hombre en la vida de Irene Meritxell. Por activa y por pasiva intentó convencerla de que lo suyo tenía continuidad. Pero la fotógrafa, que ahora reside en Miami por motivos de trabajo, no dio su brazo a torcer. Estaba segura de que todo había terminado. Una persona cercana al actor desvela a LA RAZÓN que «la crisis comenzó antes de que salieran a la luz los “papeles de Panamá”» en los que Arias se vio implicado. Ella había decidido separarse de la que había sido su pareja durante siete años, pero esperó a tomar la decisión definitiva a la vista de la situación tan preocupante que atravesaba el protagonista de «Cuéntame». Le prestó todo su apoyo. Pero, ya en Miami, al amainar la tormenta mediática, vio las cosas tan claras que hizo lo que le dictaba su corazón: romper.

Aún no conocía al hombre que es su actual pareja. Este empresario apareció en su vida el pasado verano. Es multimillonario y posee una gran mansión y dos yates. Irene ha recuperado la ilusión junto a él, un hombre bastante más joven que Arias (60 años), aunque Irene siempre dijo que la diferencia de edad –ella tiene 40– no representaba ningún inconveniente. Ni siquiera, como ella afirmó en su día, la distancia geográfica apagaría su amor. Sin embargo, así fue. La relación ha naufragado y no hay vuelta atrás. LA RAZÓN ha contactado con Meritxell, pero no quiere entrar en detalles, aunque sí desea «que todo esto pase ya y me dejen hacer mi vida». Sobre su nuevo amor también guarda silencio: «No quiero hablar, ya sabéis que no me gusta contar cosas de mi vida personal. Y cuanto antes se pase todo esto, mejor para todos». Ante la posibilidad de que se instale definitivamente en Miami, afirma: «Ya sé que os haría un favor hablando, pero os pido consideración ante mi silencio. No puedo darle más “bola” a este asunto. Me estoy buscando la vida en Miami y es muy difícil salir adelante porque a mí no me hace favores nadie. Todo lo que consigo lo logro con mi esfuerzo».

A su nueva pareja la conoció a través de un amigo el pasado verano y en seguida surgió el «feeling». Lo que comenzó como una buena amistad se fue transformando en algo más profundo. La relación se formalizó en septiembre e Irene no dudó en confesárselo a su ya ex. Para el intérprete supuso uno de los disgustos más grandes de su vida. No se lo esperaba. Estaba decidido a recuperar a la sevillana, de hecho personas cercanas aseguran que viajó a Miami hace unos meses para intentar retomar la relación. Ante la negativa de la fotógrafa regresó a España, según un amigo íntimo, «destrozado y hundido porque está convencido de que ella ha sido el gran amor de su vida, más, incluso, que Pastora Vega». En Navidad se produjo un nuevo encuentro que tampoco condujo a nada. Imanol entendió que sus intentos de reconciliación eran inútiles y reconocía, muy a su pesar, que «cada uno hace su vida. Tenemos una comunicación escasa y cada uno sabemos dónde estamos». Asimilaba, así, el punto y final a una historia de amor que se inició en 2010. Atrás quedan aquellas declaraciones que tanto daño hicieron a Pastora Vega, con la que Imanol había vivido una intensa relación de la que nacieron dos hijos, Jon (29) y Daniel (15): «Nunca he estado tan enamorado como ahora», afirmó refiriéndose a Meritxell. Sus íntimos no entendieron esas palabras tan duras para Pastora. Y se lo reprocharon.