Julie Gayet: «He sido atacada por todos lados»

Habla por primera vez de su relación con el ex presidente francés François Hollande

La actriz, durante la entrevista que ha concedido a la cadena de televisión France 2
La actriz, durante la entrevista que ha concedido a la cadena de televisión France 2

Habla por primera vez de su relación con el ex presidente francés François Hollande.

Julie Gayet ha hablado por primera vez de «la tormenta mediática» que se abatió sobre ella cuando el 10 de enero de 2014 la revista «Closer» reveló que era la amante del entonces presidente de la República francesa, François Hollande. La actriz y productora de cine se había negado hasta ahora a pronunciar una sola palabra sobre su relación, pero ha accedido a confiarse discretamente, sin pronunciar en ningún momento el nombre de su «amoureux» (como ella lo llama), ahora que ha abandonado el Palacio del Elíseo y con motivo de la promoción de su trabajo para la puesta en escena de «Las bodas de Fígaro» de Mozart.

Pudor

Durante la emisión de «Thé ou Café», de la cadena France 2, Gayet habla de esa época «complicada» de su vida, aunque lo hace siempre con una gran reserva: «En mí siempre hay una especie de pudor», asegura en la entrevista. «Mi vida privada siembre ha estado detrás de la puerta», añade.

Las imágenes de Hollande saliendo del domicilio de su amante en la rue du Cirque, a dos pasos del Elíseo, con el casco de moto puesto para no ser reconocido, y las de su guardaespaldas llevando unos «croissants» a la pareja a primera hora de la mañana, dieron la vuelta al mundo. En aquella época el socialista mantenía una relación oficial con la periodista Valérie Trierweiler, que como primera dama de Francia tenía su despacho en la sede presidencial. Gayet optó entonces por el silencio: «No había nada que comentar ni que decir», explica con el rostro serio, y añade: «Solo había que avanzar». Eso sí, confiesa que «no fue fácil ni sencillo».

Cuando la periodista le sugiere que debió ser difícil compaginar la vida profesional con la privada, admite que su trabajo se resintió por su relación con Hollande: «Es cierto que he actuado menos», y afirma que «era atacada por todos lados y había que intentar protegerse un poco».

Gayet fue nominada para los César 2014 por su interpretación en la película «Quai d’Orsay», de Bertrand Tavernier. La candidatura fue atribuida a su estatus de amiga del presidente de la República. Aunque asegura que no le preocupa lo que piense la gente, reconoce que «eso hace daño». Se planteó incluso no acudir a la ceremonia de los galardones, «pero no tenía sentido, así que decidí ir, apretar los dientes y afrontar lo que otros pensaran».

Si le preguntan cuál es su nivel de felicidad en una escala del 1 a 10, responde sin dudar que «diez». Además, comenta que cuando se siente un poco triste le gusta abrazar a los que ama, que en el amor prefiere una verdad que haga daño a una mentira que consuele, y que la palabra más erótica que le han dicho es «bella».