La Reina «cumple» de nuevo con los Obama

Al igual que el año pasado, el cumpleaños de Doña Letizia llega acompañado por el encuentro con el presidente de EE UU y la primera dama: viajarán este lunes a Nueva York para participar en la Asamblea de las Naciones Unidas.

La Reina a su llegada al Teatro Real
La Reina a su llegada al Teatro Real

Al igual que el año pasado, el cumpleaños de Doña Letizia llega acompañado por el encuentro con el presidente de EE UU y la primera dama: viajarán este lunes a Nueva York para participar en la Asamblea de las Naciones Unidas.

Últimamente, el cumpleaños de la Reina coincide con el «despegue» de la agenda de los Reyes. Si en 2015 Doña Letizia pasó una fecha tan especial en la ilustre compañía de Michelle Obama en la Casa Blanca, con motivo de la reunión de Don Felipe con el presidente estadounidense, este año la cosa no desmerecerá: el lunes y el martes estarán en Nueva York por la reunión de alto nivel sobre refugiados. Y, al igual que en la anterior ocasión, Doña Letizia tendrá agenda propia. Según fuentes de la Casa del Rey, el lunes mantendrá una reunión con la directora general de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan. No será la primera vez que se entrevistan la Reina y la licenciada en medicina de nacionalidad china: la última vez fue en 2014, también con motivo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, viaje en el que, una vez más, no sólo acompañó a Don Felipe, sino que tuvo una actividad propia.

Ese mismo día también se verá con la directora ejecutiva de la ONU para la Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, quien fuera vicepresidenta de Suráfrica desde 2005 hasta 2008. El martes, último día en la fugaz visita a Nueva York, se entrevistará con el director general de la FAO, José Graziano da Silva, con quien mantiene un estrecho contacto al ser nombrada desde junio del año pasado Embajadora Especial para la Nutrición. Pero si alguien estaba pensando en alguna «escapadita» nocturna de los Reyes por la ciudad de los rascacielos, Don Felipe y Doña Letizia volverán a verse con el matrimonio Obama: desde la proclamación del Rey Felipe el 19 de junio, han coincidido en la Asamblea General de la ONU tres meses más tarde –viral fue la imagen de las tres «damas», Doña Letizia, Máxima de Holanda y Michelle Obama siguiendo con atención el discurso de sus maridos–, el verano pasado en la Casa Blanca por el encuentro entre el presidente estadounidense y Don Felipe en el despacho oval, y este verano por la visita del matrimonio a España, cumpliendo la promesa que le hizo a Don Felipe de viajar a nuestro país, y convirtiéndose en el primer presidente de EE UU en poner un pie en la base de Rota. Y este martes, según está previsto, volverá a haber imagen de los Obama con los Reyes, ya que ofrecerán una recepción en el hotel Palace de Nueva York con todos los Jefes de Estado asistentes a la Cumbre.

«Queridas amigas»

La sintonía entre la primera dama estadounidense y la Reina no sólo es perceptible, sino que la propia Michelle Obama se ha referido a Doña Letizia en algunas ocasiones como su «querida amiga». La noche del lunes mantendrán un encuentro en el Instituto Cervantes con personalidades españolas residentes en Nueva York relacionadas con sectores de investigación, académico, artístico, cultural y social. Desde el pasado 20 de diciembre, la agenda de los Reyes se ha resentido a causa de la inestabilidad política, que les ha llevado a realizar varias cancelaciones de visitas al exterior, pero según informan desde Zarzuela, pese a que España sigue sin gobierno, no dejarán de asistir a aquellas citas internacionales en las que la fecha sea inamovible porque «se pierde», como su asistencia en la Cumbre de las Naciones Unidas, donde el Rey tiene un papel fundamental como máximo representante de nuestro país: el lunes pronunciará un discurso en la reunión de alto nivel sobre refugiados, y el martes también hablará en el debate general del 71º periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

No obstante, los viajes internacionales de cooperación de Doña Letizia al extranjero para colaborar en zonas deprimidas continuarán afectados por la situación política. Porque, como aseguran desde la Casa del Rey, «no forma parte de la agenda urgente», y se pueden preparar para más adelante: el 31 del próximo mes vence el plazo para que los políticos consigan formar gobierno, si no se disolverán las Cortes y Don Felipe convocará las terceras elecciones desde diciembre. Pero esta agenda de Doña Letizia es determinante para la Reina en lo que respecta a su imagen en el exterior, fue así como su antecesora, Doña Sofía, se ganó su merecida fama de ser la «primera embajadora» por el legado que dejó en más de una treintena de países en vías de desarrollo a lo largo de los cinco continentes. Forma parte del compromiso oficial de su regia nuera realizar uno o dos viajes al año al exterior –hasta la fecha sólo ha visitado Honduras–, y dadas las fechas es posible que este año se cierre sin que haya podido llevar a cabo ninguno.

Fronteras adentro

Todo apunta, pues, a que la agenda propia de la Reina se limitará dentro de nuestras fronteras hasta que vuelva la normalidad política: esta semana inauguró el curso escolar en un colegio público de Almería, y tiene pendiente hacerlo en un centro de Formación Profesional aún no agendado. Dos días después de su regreso del continente americano, presidirá el día mundial de la investigación en cáncer, y el viernes el acto de entrega del galardón «V de Vida» y de las «Ayudas a la investigación oncológica» de la Asociación Española contra el Cáncer, de la que es presidenta honorífica. Un acto delicado, ya que tendrá lugar en Barcelona, ciudad en la que el fin de semana pasado el partido independentista de la CUP se dedicó a quemar fotografías del Rey durante la celebración de la Diada, ofensas por las que la Fiscalía ha abierto un proceso judicial.