La Administración estudiará el recurso por la herencia de la «duquesa roja»

La Fundación Medina Sidonia debe abonar 33 millones de los herederos de la "duquesa roja"
La Fundación Medina Sidonia debe abonar 33 millones de los herederos de la "duquesa roja"

El patronato de la Fundación Medina Sidonia ha acordado hoy por unanimidad que los servicios jurídicos de las administraciones públicas que forman parte del ente estudien para su recurso la sentencia por la que la institución debe abonar 33 millones a los herederos de la 'Duquesa Roja'. "Se ha decidido por unanimidad que los diferentes equipos técnicos de las administraciones estudien la sentencia, tanto los aspectos jurídicos como económicos de la misma, a objeto de determinar si efectivamente se interpone el correspondiente recurso de apelación", ha manifestado a Efe el presidente del consejo asesor de la Fundación, José Gómez Villegas.

El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Sanlúcar de Barrameda determinó la pasada semana que la Fundación debía pagar 33 millones a los herederos de Luisa Isabel Álvarez de Toledo, duquesa de Medina Sidonia (16 millones al hijo mayor, cinco a los dos menores y seis a su viuda).

El juez entiende que la conocida como 'Duquesa Roja"por su marcado carácter liberal, se excedió al donar a la Fundación que constituyó en 1990 más bienes de los que podía porque parte de ellos formaban parte del caudal hereditario de sus hijos y de su viuda.

Estos bienes son, entre otros, el Palacio de los Guzmanes de Sanlúcar de Barrameda, sede de la Fundación, que incluye como su principal "joya"un archivo con más de seis millones de documentos (el más antiguo del siglo XII) considerado como el más importante de Europa y como un referente para los historiadores.

La Fundación, de la que forman parte el Ministerio de Cultura, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Cádiz, el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, la viuda de la duquesa y presidenta de la Fundación, Liliane Dhalman, y el catedrático de historia Laureano Rodríguez Liáñez, defiende la indivisibilidad de su legado y que éste permanezca en la localidad gaditana de Sanlúcar.

Según Gómez Villegas, "en principio la idea del recurso impera en estos momentos pero lógicamente antes de tomar una decisión habrá que estudiar detenidamente la sentencia".

Los hijos de la duquesa, Leoncio Alonso González de Gregorio y Álvarez de Toledo, actual duque de Medina Sidonia, Gabriel y Pilar, sostuvieron durante el juicio que su madre decidió constituir la Fundación y dotarla con estos bienes a raíz de que ellos emprendieran un pleito contra ella para reclamarle el cumplimiento del testamento de su bisabuela Julia Herrera y Herrera, propietaria de la mayor fortuna dentro de la familia y quien cuidó de ellos mientras duró el exilio de la duquesa durante el franquismo.

Efe