Los Beckham: La familia más rentable

David y Victoria saben sacar partido a sus vástagos: Brooklyn y Romeo ya saben lo que es generar ingresos de miles de euros, mientras Cruz y Harper, los más pequeños, esperan su turno, que no tardará en llegar. A pesar de no ser mayor de edad, el primogénito demostró el jueves su capacidad de generar ganancias con su visita de 24 horas a la nueva tienda de Pull&Bear, en Narón, Ferrol, donde comió zamburiñas y se hizo «selfies» con los trabajadores de la sede, aunque no pronunció ni una sola palabra

David y Victoria saben sacar partido a sus vástagos: Brooklyn y Romeo ya saben lo que es generar ingresos de miles de euros, mientras Cruz y Harper, los más pequeños, esperan su turno, que no tardará en llegar.

El jueves tuvo que pedir permiso en el colegio para saltarse un día de instituto. Brooklyn Beckham todavía no es mayor de edad y tiene que acudir cada día a su cita con la pizarra mientras gestiona su agenda, que esta semana le ha llevado a una visita rápida a Narón, el pueblo gallego donde Pull & Bear acaba de inaugurar con una fiesta de las que hacen época su nueva sede. Mil quinientas personas estaban convocadas, desde famosos como Úrsula Corberó y Maxi Iglesias a los instagramers más importantes como Álvaro García, Marc Forné, Sergio Carvajal y Jay Alvarrez. Entre todos ellos destacaba la figura del hijo mayor de David y Victoria como la estrella absoluta. Había llegado unas horas antes a La Coruña para apoyar la primera tienda «For & From» de Pull&Bear, un proyecto que busca integrar a personas discapacitadas en el negocio de Inditex.

Antes de enfrentarse a las cámaras, el mayor de los Beckham probó algunos platos típicos de la zona, como el salpicón de marisco, las zamburiñas y la tortilla de Betanzos. Además, recorrió la tienda y conoció al «staff», con quienes se hizo una foto que subió a Instagram con el comentario: «Personas que inspiran». Para el photocall lució una chaqueta «bomber» de la marca, una camisa a cuadros y el pelo recogido a medias, como solía llevarlo su padre cuando jugaba en el Real Madrid. Aunque se mostró simpático, parece que se siente más cómodo detrás de la cámara –la fotografía es una de sus aficiones– que delante de ella, ya que su posado duró apenas dos minutos.

Anécdota gallega

La salida fue toda una aventura, con un gentío esperándole para fotografiarse con él. Aunque Brooklyn consiguió vencer su timidez e incluso protagonizó una anécdota que ya está en boca de todos en el pueblo: hizo parar y retroceder el coche que le llevaba hasta la sede de la firma de Amancio Ortega para fotografiarse con una de sus fans que se había quedado triste en la acera al no haber conseguido su objetivo. Sus padres saben lo que se juegan con su imagen pública y parecen tener muy bien entrenado a su primogénito, que ha heredado el encanto y la educación de su padre.

El componente solidario y de integración del proyecto «For & From» era la verdadera razón que había hecho que el ex futbolista y la ex «spice» aprobaran su viaje hasta tierras gallegas. Ambos estuvieron muy pendientes en todo momento de cualquier fleco suelto del contrato que apuntaba un hito más en la carrera de su hijo.

Si algo caracteriza actualmente al matrimonio Beckham es ser unas de las familias más rentables del mundo. Su primer vástago es un ejemplo de ello. A su corta edad ya sabe lo que es protagonizar una portada de «Teen Vogue», una campaña de publicidad o sustituir al mismísimo Mario Testino detrás de un objetivo (lo hizo para fotografiar una campaña de Burberry). Según personas consultadas por este periódico, su aparición el jueves en nuestro país podría haberle dejado en el bolsillo una cantidad entre 60.000 y 100.000 euros. El joven iba en todo momento acompañado por responsables llegados con él desde Londres que cuidaban que todo fuera según lo previsto.

Pero la fuente de ingresos no se acaba con él. Antes de que el hijo mayor empezara a firmar sustanciosos contratos, Romeo, el segundo en la línea de sucesión de esta «royal family» ya empezaba a generarlos. Fue también con Burberry, ya que Christopher Bailey, CEO y director creativo de la firma británica, mantiene una relación impecable con el matrimonio y sus hijos. «Romeo tiene encanto, estilo y mucha energía», afirmaba en 2014 cuando se presentó el corto «From London With Love» que protagonizaba junto con los modelos Anders Hayward y Hannah Dodds, colaboración que le reportó 50.000 euros. Y tanto estilo tiene el niño que la edición británica de la revista «GQ» le nombró uno de los hombres con más estilo.

Si bien es cierto que Cruz Beckham, el único nacido en España, parece descartar una faceta pública y prefiere dedicarse al fútbol, Harper, la hija pequeña, sí está destinada a ello. Es una «it-girl» que luce prendas como una gabardina a medida de Burberry o unos zapatos de Gucci. De hecho, con tan solo cinco años tiene perfil en Wikipedia y otro no oficial en Instagram que ya acumula más de 70.000 seguidores. Tiempo faltará por tanto para que sus padres comiencen a autorizarla a faltar al colegio para aumentar la fortuna familiar.

Negocios con apellido

Los Beckham no son un caso aislado en sacar rentabilidad a la familia. Madonna lo hizo en 2010 con la línea de ropa «Material Girl» que firmaba con su hija, que entonces sólo contaba con 14 años. Lourdes María, que ya tiene 19, protagoniza ahora la campaña de Pop, la última fragancia de Stella McCartney. La firma Saint Laurent ha visto el éxito de estas colaboraciones y ha fichado a Lily-Rose Depp, hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis, y a Dylan Jagger Lee, hijo de Pamela Anderson y Tommy Lee. Will Smith también ha sabido sacar partido a sus hijos y hemos visto tanto a Jaden como a Willow triunfar en la moda, la música y el cine. Kaia Gerber, hija de Cindy Crawford, sigue los pasos de su madre y con 14 años acaba de protagonizar una campaña para Miu Miu.