Alba Carrillo y Feliciano López, final del partido

Las fotografías del tenista junto a una joven al ser eliminado del Open de Miami parecen haber sido el detonante del distanciamiento.

Alba Carrillo y Feliciano López
Alba Carrillo y Feliciano López

Las fotografías del tenista junto a una joven al ser eliminado del Open de Miami parecen haber sido el detonante del distanciamiento.

El próximo 17 de julio cumplirían su primer aniversario de boda, pero el tenista Feliciano López y la modelo Alba Carrillo no llegarán a celebrarlo juntos. Los rumores de ruptura llevaban circulando desde hace varios meses en el entorno del deportista, y mientras el círculo próximo a la modelo calificaba la situación de «crisis matrimonial», en el de él se hablaba ya de «trámites de separación».

La pareja se casó muy enamorada, en el Alcázar de Toledo, tras un año de idílica relación. Los mensajes mutuos a través de sus perfiles sociales han sido una constante desde que se oficializó su noviazgo. Ahora, en cambio, el romanticismo ha desaparecido. Ya no se dedican hashtags (#remedios para el alma, #asiestoyyosinti, #ledoyvidilla o #megustaestechico, entre otros) ni estrofas de canciones de Sabina, el cantante favorito de la pareja. ¿Cuál ha sido el detonante de la ruptura? A principios de marzo, Feliciano comenzó la temporada en Estados Unidos. Allí tendría que disputar el torneo de Indian Wells y el de Miami. Una primera etapa, por la costa oeste, que contó con la presencia de su mujer, para así no estar casi un mes separados. Después, ella volvió a España para ocuparse de su hijo Lucas, de cuatro años, nacido de su relación con Fonsi Nieto. Pero, en Miami, el tenista cayó eliminado. Allí, fue fotografiado junto a una atractiva joven con la que había compartido velada. Aunque su pareja le restó importancia, su círculo más cercano confirma que fue el origen de la desconfianza, sobre todo por el conocido éxito del tenista entre el sexo femenino. Comenzaron entonces a escasear los mensajes en las redes sociales. Y si bien Alba publicó una imagen de Feliciano publicitando, con una camiseta, la marca de ropa que acaba de lanzar, no acudía a la presentación de la biografía virtual de su marido a primeros de mayo. Tampoco le acompañó a París, al prestigioso trofeo Roland Garros, donde López se hizo con el triunfo por parejas junto al catalán Marc López. Justificó su ausencia, a través de Instagram, publicando una foto con Lucas y el pie: «Comenzamos el finde “gomitando” y con fiebre. #pobrelucas #dalsyenvena». Con el trofeo en la mano, Feliciano tuvo palabras de agradecimiento para sus padres, por su apoyo, y para su entrenador, Pepe Clavet. Ninguna alusión para la mujer que compartía su vida. Tampoco acudió a verle jugar en el Mutua Madrid Open, disputado en la Caja Mágica. Todo hacía presagiar ya el final del matrimonio. En las últimas semanas, lo confirmaban a sus amigos, aunque sin hacerlo público para no estropear la exclusiva a una revista. Por el momento, en sus perfiles sociales los dos mantienen las fotos de su relación. De no superar esta primera crisis, Alba y su hijo tendrían que abandonar su actual hogar, en el que viven desde diciembre de 2014 y que es propiedad del tenista.

Pasado amoroso

Antes de Feliciano López, Alba Carrillo mantuvo una relación con el ex piloto de motociclismo y Dj Fonsi Nieto, con quien tuvo a Lucas en octubre de 2011. Tras su ruptura, el tenista se convirtió en su mejor apoyo. Más abultado es el currículum sentimental del deportista y su aversión al compromiso. Tras un breve romance con Alejandra Prat en 2005, mantuvo un noviazgo de cinco años con la modelo y ex Miss España María José Suárez. Fue una relación marcada por las rupturas y las reconciliaciones. Incluso la sevillana anunció un embarazo cuya paternidad cuestionó el tenista. Después de Suárez, llegaron relaciones cortas con Jessica Bueno, Vicky Martín Berrocal y Úrsula Corberó.