¿Cuánto debe durar tu siesta?

Siesta exprés

Este es un truco que puedes usar el resto del año. Se ha podido comprobar en numerosos experimentos que solo con 15-20 minutos de siesta ya se obtienen muchos de los beneficios que proporciona ese pequeño sueño, entre ellos, compensar las horas que te faltan si tienes dificultad para dormir por la noche. En ese tiempo se puede entrar en una fase de sueño pre-REM de la que es fácil salir si pones una alarma y no la apagas de inmediato, pero que será suficiente para sentirte más alerta y con una sensación de renovación para el resto del día. Muy recomendable si le espera una noche larga de juerga.

20 minutos

Siesta de media duración

Si duermes una siesta de entre 30 y 60 minutos tu cerebro tendrá tiempo suficiente para entrar en las fases de sueño profundo, en el que se ralentizan las ondas cerebrales. Lo bueno de estas siestas es que son un minisueño reparador, lo malo es que dependiendo del momento en que te levantes puedes sufrir inercia del sueño, es decir, levantarte en medio del sueño profundo, con un ligero mareo, como si tuvieras resaca, y estarás menos despierto y alerta que si no hubieras dormido siesta. De esta forma termina siendo contraproducente. Si te ocurre eso, lo mejor es que pongas una alarma para tener siestas más cortas.

30-60 minutos

Siesta de ciclo completo

Los ciclos de sueño alternan sueño ligero y profundo. Durante la noche se producen tres o cuatro de ellos y su duración es aproximadamente de 90 minutos. Si duermes una siesta de 90 minutos podrás completar el ciclo completo, entrando en sueño profundo, donde se reparan tejidos y se mejora considerablemente la función del cerebro. Te costará menos trabajo salir de la siesta porque después del sueño profundo viene el ligero y es probable que te despiertes incluso de forma natural, descansado y renovado. Solo hay un inconveniente, y es perderte parte de las actividades del día.

90 minutos

Siesta de pijama

Por encima de dos horas de siesta estás entrando ya en un terreno un tanto peligroso. Dormir tanto durante el día puede interferir con tu sueño nocturno y esto es un problema serio, porque tu cuerpo funciona por ciclos diarios que están regulados por la luz y la oscuridad. Es bueno para tu cuerpo sentir sueño cuando se pone el sol y a no ser que trabajes en el turno de noche de tu empresa o en una discoteca (lo cual tiene consecuencias posteriores en tu cuerpo), por ejemplo, es mejor que concentres las horas de sueño cuando se apaga la luz. Recuerda que la pantalla del móvil también puede interferir más de lo que crees con tu sueño nocturno.

Dos horas