El polémico bikini de 1 euro se agota en pocas horas a pesar de las críticas

La compañía de moda alega que el precio de producción es mucho mayor que el de venta pero que lo asumen para hacerle un regalo a sus clientas

Imagen de una de las modelos de la compañía con el polémico bikini
Imagen de una de las modelos de la compañía con el polémico bikini

La marca británica de moda Missguided ha revolucionado el mercado con la puesta a la venta de un bikini de dos piezas por 1 libra, poco más de un euro, que han agotado las existencias en cuestión de horas.

La marca británica de moda Missguided ha revolucionado el mercado con la puesta a la venta de un bikini de dos piezas por 1 libra, poco más de un euro, que han agotado las existencias en cuestión de horas. La compañía explica en su página web que ha tomado la decisión para celebrar los 10 años del empoderamiento de la mujer y que con esta oferta pudieran verse y sentirse bien. Además, aclara que el coste de producción es muy superior pero que la compañía asumía la pérdida para hacer un regalo a sus clientas. Las prendas se han agotado, pero Missguided anuncia en su página web que pondrán a la venta 1.000 unidades diarias y, de hecho, permite a los consumidores suscribirse para que les avisen de cuando está disponible el producto.

Sin embargo, estas explicaciones no le han valido a las ONGs ni a los consumidores que se han cebado con la marca y han criticado que con ese precio es imposible fabricar una prenda como esa, que no da ni para la tela utilizada ni para pagar el salario de los trabajadores. El tuit en el que la compañía anunciaba el lanzamiento de la marca se llenó de comentarios: "Me encantaría saber lo que le pagasteis a vuestros trabajadores esclavos por producir un bikini de un euro", "Estos niños asiáticos deberían tener algún salario"o "la industria de la moda es la tercera más contaminante detrás de la agricultura y la de los combustibles fósiles".

Este último comentario añadía un link de Fashion Revolution, una plataforma que trata de lograr la transparencia en la industria de la moda. En su cuenta de Instagram denuncia que la pelea de las grandes compañías por producir productos a precios bajos estimula las ventas y provoca que el consumidor compre cosas que nunca llegará a estrenar o que acaban en la basura en poco tiempo, con la contaminación que esto conlleva: "La semana pasada, una importante marca de moda del Reino Unido lanzó un bikini que cuesta solo 1 libra (que es de aproximadamente 1,12 euros o 1,26 dólares). Cuando la ropa cuesta menos que el precio de un café, nos alienta a comprar más cosas de las que realmente necesitamos, sin dejar de considerar si valoraremos estas prendas a largo plazo. De hecho, un estudio del MIT estimó que cada año se producen unos 150 mil millones de prendas de vestir. Este volumen de producción se ha duplicado en los últimos 15 años. Como sociedad, compramos más ropa que nunca. Mientras tanto, un informe de 2018 de Onepoll encontró que el 83% de los consumidores del Reino Unido están comprando ropa que nunca usan. Además, en el Reino Unido enviamos alrededor de 350,000 toneladas de ropa (£ 140 millones) a vertederos cada año, según WRAP. Si bien reconocemos que el precio no siempre es una medida precisa de las condiciones de trabajo y los salarios de los trabajadores en la cadena de suministro, £ 1 envía un mensaje peligroso sobre el valor que ponemos en la ropa, la tasa a la que lo consumimos y la indiferencia por el bienestar. y los medios de vida de las personas que trabajan tan duro para hacer nuestra ropa", concluye. el comentario va acompañado de un fotomontaje muy aclarativo. Bajo el título "cómo arruinar el planeta por 1 libra o menos"y coloca en el mismo "saco"el bikini de Missguided, con 500 pajitas de plástico por 0,99 libras, con una bolsa de basura por 0,10 libras o una botella de agua de plástico por 0,75 euros.