Lifestyle

More than pink!

Un año más, San Valentín vuelve para recordarnos el valor de celebrar que queremos y que nos quieren. ¿Qué más da a quién?

Un año más, San Valentín vuelve para recordarnos el valor de celebrar que queremos y que nos quieren. ¿Qué más da a quién?

Publicidad

Los materiales nobles toman las riendas estas fechas para abrazarse a la fiesta del amor el 14 de febrero, dando como resultado una cosecha de tonalidades rosas y rojizos, símbolo del rubor de las mejillas. Pero las propuestas de San Valentín van más allá de los colores rosas, rojos y púrpuras, traspasando cualquier convención al respecto de estas fechas: son tiempos de romper moldes y esquemas preestablecidos y reivindicar el amor desde muchas ópticas y bajo muchas manifestaciones con nuevos colores, formas y texturas.

Joyas para ella llenas de piedras preciosas. San Valentín se viste de lujo en la alta joyería con la ayuda de diamantes y piedras preciosas de gama alta, así como de materiales nobles, como cuero y acero. En estas piezas de alto nivel destaca también el oro, el oro rosa y la plata como apuestas de honestidad y nobleza en cualquier declaración de amor. Las grandes marcas proponen modelos de formas imaginativas, surrealistas, innovadoras: brazaletes llenos de ondas y pendientes colmados de magia acompañan a esta fiesta del amor.

En relojes masculinos, nada es evidente. ¿Qué regalarles a ellos en San Valentín que se salga de los tópicos? Pues relojes atrevidos, que rompan moldes y se adapten a los nuevos roles a los que los hombres están llamados. Las firmas proponen correas de acero y cuero, pero también revisiones de relojes clásicos adaptados a los tiempos actuales: modelos de aviador de antaño y grandes esferas nobles adaptadas a la estética del siglo XXI son algunas de las sugerencias. Nada es evidente en este terreno y todo depende del grado de sorpresa que se quiera lograr.

Entre los accesorios para él y para ella. San Valentín aterriza con un halo rosa, pero siempre combinado con otras tonalidades a base de beige, negro y azul. El rosa por el rosa ya no es una opción, sino que llega estampando cualquier motivo en alianza con otros colores contundentes. A diferencia de otros años, la cita de los enamorados llega este 2019 pisando fuerte y albergando en su corazón piezas llenas de personalidad y carácter y dejando de lado simples corazones en señal de amor.

Publicidad

Pulse AL 0 para ayuda