• Pilar y Sergio, ¿lujo deportivo o apoteosis de la horterada?
  • Pilar y Sergio, ¿lujo deportivo o apoteosis de la horterada?
  • Pilar y Sergio, ¿lujo deportivo o apoteosis de la horterada?
    /

    @sergioramos

Pilar y Sergio, ¿lujo deportivo o apoteosis de la horterada?

¿Cuántas horas de felicidad y diversión nos ha dado esta pintoresca pareja tan criticada como envidiada? Muchas, queridos amigos y eso es de agradecer. Por eso les dedico, desde el cariño y el respeto esta columna, hoy que se casan siendo ateos, con tres hijos y varios años de convivencia, en la Catedral de Sevilla. Ole por los dos.

De Sergio Ramos y Pilar Rubio, los envidiosos hablan mucho y es que en múltiples aspectos son admirables y por supuesto envidiables. Dos triunfadores que han llegado desde abajo al lugar donde nunca soñaron, gracias indiscutiblemente a su talento y su trabajo. ¡Bravo de nuevo! El éxito bien merecido, el esfuerzo y el avance jamás serán criticados en este templo de justicia y filantropía que es mi columna.

¿Y qué es la horterada, lo saben ustedes?

Vulgaridad, cursilería, ostentación... algo o alguien que, con apariencia de elegancia o riqueza, es pretencioso y de mal gusto. Lo que ustedes quieran pero la horterada es preferible a que todos acabemos vestidos tan ideales como Paloma Cuevas sujetando una bandeja de bombones Ferrero Rocher ¿O no?

Analicemos, hoy que es día de fiesta, los pormenores estéticos de este nuevo matrimonio tan singular:

No creo que exista en este país una pareja donde ambos miembros tengan un gusto tan sumamente poco sofisticado ... ¡Son fascinantes!.

A su lado, Cristiano con sus brillantes de 50 kilates en sendas orejas y Georgina me parecen Lord Grantham y Cora Crawley de Downton Abbey.

Pilar Rubio y Sergio Ramos me caen bastante bien; ¿quién no se enamoró de la Pilar Rubio divertidísima y elocuente de Sé lo que hicisteis? La joven llegó a eclipsar a la propia Patricia Conde, gracias a sus ojos azules, su cuerpazo, sus estilismos retro, pero sobre todo por su simpatía y su rapidez mental.

Yo creo que se enamoró de ella todo España, incluyendo a Tele5 que la sacó de su círculo de confort e intentó convertirla en estrella sin gran acogida. En mi opinión, Rubio lucía esplendorosa enfundada en sus modelitos de pin up con maquillaje y peinado vintage incluidos de la Sexta, esa estética funcionaba perfectamente bien con su carácter y con su inteligencia. No obstante, al pretender encarrilarla en el formato estético contemporáneo, convencional y anodino, se vino abajo, maquillada como una puerta, peinada como una azafata de congresos y vestida como una señora random de Majadahonda (por poner un ejemplo) en una celebración social. No, no y no.

Tras varios programas, concursos y hasta papeles como actriz que fracasaban uno tras otro, llegó su gran oportunidad: Sergio Ramos. Ese humilde chaval sevillano que llegó a Madrid con melenas, con un contrato millonario y al más puro estilo Farruquito (vestido con un traje blanco nuclear ajustado, en cuyo interior clamaba un camisa gris marengo con una corbata a juego como de los setenta, gafas de sol de narco y un reloj en la muñeca más grande y más caro que Nápoles, la finca de Pablo Escobar). Sergio es amante de los tatuajes ¿saben que tiene uno de Michael Jackson? Supongo que se lo hizo antes de que publicaran el documental 'Leaving Neverland'. Tras ganar el Mundial en 2010, se tatuó en la pierna derecha el trofeo y tiempo después se tatuó la copa de la Champions en la pierna izquierda. ¿Heavy, eh?

Pero no tanto como Pilar. La novia en sus tiempos era heavy metal de verdad y mantuvo una relación de muchísimos años con un rockero de un grupo muy popular y muy nicho llamado Hamlet. En esa época sus estilismos eran absolutamente demenciales (y maravillosos, ¡Te queremos Pilar!) y hermanaban en algún lugar insólito del tiempo y del espacio a todas las referencias universales de catálogo de carnaval con monja sexy, enfermera sexy, profesora sexy, mujer policía sexy, bombera sexy y vampiresa buenorra, con la cantante country, con Miguel Ríos en los 80, con Sabrina, con Sabina y con Morticia Adams. Un verdadero festival para los sentidos y para el alma.

Aunque el inicio de su relación con Sergio Ramos, allá por 2012, cambió su indumentaria y la percepción que muchos tienen de ella (se hizo un upgrade brutal), Pilar sigue amando el 'heavy metal' y nunca se ha desvinculado de él. Nuestra Pilar es coherente, fiel a sí misma y a sus gustos y sigue llevando una metalera en el alma.

Les invito a seguir a esta pareja en Instagram; cada poco tiempo cuelgan en sus perfiles simpáticos posados en los que por supuesto, lucen pechugamen, tabletas de abdominales, y, como no, el toque acaramelado, todas las barriguitas gestacionales de Pilar Rubio, que, por supuesto, no se aguanta 9 meses sin enseñar palmito. Él de rodillas besándole el ombligo y exaltaciones del amor y la familia por el estilo.

Es llamativo que muchos futbolistas de élite, como él, se enamoran y tienen descendencia con mujeres mucho mayores. Mi mejor amiga dice que estos jóvenes millonarios buscan figuras protectoras, sanas y estables, figuras maternas, en definitiva, hogar, descendencia, seguridad afectiva porque no dejan de ser “niños” destetados demasiado pronto ¿qué les parece?

¿Y qué me dicen de la Sergio Ramos Collection?. Parece ser que el sevillano ha encontrado en el Arte su mayor inspiración y se pasea por museos, exposiciones temporales y galerías disfrutando y comprando como haría Paul Getty.

Espero que un día no muy lejano podamos asistir al museo privado fundado por ellos mismos y llamado Museo Unicornios, que es como al parecer se denominan como pareja en la intimidad y como han llamado a su boda. Supongo que saben que para entrar en el fiestón hay que llevar en el brazo tatuado un unicornio. ¿no?

De hecho parece que en la boda “Unicornios” contarán con la actuación de AC DC o Aerosmith en la finca de Sergio Ramos, cuyo logo nos fascina con la misma intensidad que al futbolista los cuadros de Basquiat. Díganme que lo han visto, es dorado, enorme y se encuentra incrustado en el suelo de la entrada como un símbolo gigante y en 3D del dólar, pero con las iniciales del novio. Al Tío Gilito le encantaría y se asemeja mucho al de otro famoso millonario del comic: Richie Rich.

La boda prohibió expresamente la presencia de niños. Y otro bravo por la pareja. ¡Basta ya de ser tan cooles! Los bebés, carritos y pañaleras son incompatibles con una buena organización, un buen sitting y sobre todo con una buena conversación. Así que fuera con ellos.

Lo dicho ¡qué envidia! ¿Por qué no me habrán invitado? Mi madre afirma sin dudarlo que en las bodas horteras es donde mejor se come, donde mejor se baila y donde mejor se bebe.

¡¡¡Felicidades pareja!!! Lo vais a pasar “pirata”.