¿Se ha casado por dinero Ortega Cano?

La misma semana de la boda El diestro cerró la venta de una finca embargada a un ex jugador del Real Madrid, que le ofrece más de un millón de euros, pero necesita dinero en efectivo para evitar la subasta y poderla vender

Sotillo de las monjas. La propiedad de Ortega Cano se encuentra situada en este paraje de San Sebastián de los Reyes. Aunque está destartalada cuenta con 35.000 m2/ Alberto R. Roldán

Martes, 25 de septiembre. José Ortega Cano y Ana María Aldón sellaban sus seis años de amor ante notario en Zaragoza y la Tesorería General de Madrid publicaba la subasta de una finca del diestro, embargada desde hace más de año y medio.

Martes, 25 de septiembre. El mismo día en que José Ortega Cano y Ana María Aldón sellaban sus seis años de amor ante notario en Zaragoza, con don Honorio Romero al frente, la Tesorería General de Madrid sacaba al diestro en sus papeles. Esa mañana publicaba la subasta de una finca de su propiedad, embargada desde hace más de año y medio y ubicada muy cerca de su domicilio, en Fuente el Fresno, una zona noble al norte de Madrid. El tablón de anuncios de dicha tesorería explicitaba el 21 de noviembre como fecha límite para liquidar la deuda contraída por el cartaginés con la Seguridad Social. ¿Y eso qué implica? Que si antes de ese momento no ha pagado la multa que recae sobre esa finca, tasada en 410.000 euros, saldrá a subasta pública por un valor de 245.000. ¿Es ésta la razón por la que el torero ha protagonizado una boda en exclusiva con Aldón? ¿Para conseguir «cash» con el que solventar esta deuda? Hay que destacar que estas deudas deben saldarse con dinero en efectivo y no con propiedades. De hecho, la falta de una cuenta corriente a su nombre con crédito es lo que ha motivado que la Seguridad Social haya tenido que embargar un bien del torero que estuviera libre de cargas. Los terrenos en liza pertenecen a su empresa más importante, Baserma S. A, constituida en 1988 y dedicada a actividades agrícolas y ganaderas, según consta en el Registro Mercantil. Se trata de una propiedad rústica, de 35.000 metros cuadrados, ubicada en el conocido como Paraje Sotillo de las Monjas y que pertenece a San Sebastián de los Reyes, uno de los municipios con más renta per cápita de España.

El diestro fue conocedor del embargo hace varios meses, pero no fue hasta este verano cuando inició conversaciones con un ex jugador del Real Madrid, cuyas iniciales son
J. C. S. La idea era emprender juntos un negocio rentable para ambos: una escuela de fútbol que atrajera talentos, como la que lidera Florentino Pérez en Valdebebas, y que posibilitara al diestro hacer contactos interesantes para sus empresas. En un principio, la intención era ser socios a partes iguales, junto a un tercero en discordia, un amigo de J. C. S que también es ex fubolista. Sin embargo, tras el reciente anuncio de la subasta, el padre de Gloria Camila y José Fernando decidió venderles la finca y no entrar en el proyecto. El ex madridista le ofreció entonces una cantidad cercana al millón de euros. De momento, entre ambos solo hay un acuerdo verbal. El jugador está esperando que Ortega Cano satisfaga la deuda antes de hacer un contrato de compra-venta, algo totalmente desaconsejable de ejecutar mientras una posesión está a punto de salir en pública subasta. Ortega Cano adquirió esta parcela en 2016, tres años después de desprenderse de la famosísima «Yerbabuena», ubicada en la localidad sevillana de Castilblanco de los Arroyos, escenario de su primer «sí, quiero» con Rocío Jurado.

Un año después la arrendó a una empresa de adiestramiento para mascotas llamada SanseCan. Meses más tarde anunció ilusionado su intención de hacer «una granja-escuela para cursos de verano, donde los niños podrán aprender a hacer aceite, vino... Yo lo estaré supervisando». La realidad es muy distinta de lo imaginado y, actualmente, Ortega Cano mantiene una deuda hipotecaria de 165.348 euros y, en abril de 2017, se publicó que sobre la finca ya pesaba una anotación de embargo de 89.760 euros. Además del centro canino, estos terrenos albergan una imponente casa, aunque algo desvencijada, presidida todavía por un busto del diestro y en cuyo interior se encuentran apiladas fotos y retratos de la Jurado y diversos trofeos taurinos, incluidas varias cabezas de toro. Esta propiedad incluye además una piscina, bastante deteriorada, y una gran parcela, rodeada por una valla metálica, en la que pastan cuatro o cinco yeguas famélicas.

Tres campos de fútbol

Si el acuerdo entre Ortega Cano y el futbolista fructifica se espera que, allá para el mes de febrero, esta extensión se convierta en una de las escuelas de fútbol más prestigiosas de Madrid. Al menos, esa es la idea del socio del torero. J. C. S pretende construir tres campos de fútbol y una pista de atletismo. Entre los equipamientos habrá vestuarios para los jugadores, que se ubicarán donde ahora se encuentran las perreras, y una sala de reuniones, que se habilitará en la casa del guardés. En la vivienda, de dos alturas, se pretende abrir un restaurante y dedicar la planta superior a oficinas. Queda claro que el proyecto está muy adelantado y solo está a la espera de que el torero ingrese lo adeudado. Y aquí llegamos a la exclusiva con la revista «¡Hola!». Cinco días después de notificársele oficialmente la subasta de su deseada propiedad, Ortega Cano y Ana María Aldón, de 41 años, protagonizaban en otra finca, «El Maestre», en Sanlúcar de Barrameda, la exclusiva del año. Fuentes bien informadas concluyen que el montante del cheque jamás bajaría de los 150.000 euros. Con esta inyección económica, el diestro pararía la subasta y podría vender su finca al futbolista.