Rodando hacia el futuro

Así será un coche de lujo en años venideros. Así lo cree, al menos, la casa Rolls-Royce, que ha presentado el «Vision Next 100», un modelo de diseño, dinámico, eléctrico, autónomo y, sobre todo, muy exclusivo.

Para su creación, la marca británica se ha basado en las peticiones de sus clientes preguntados por el auto de sus sueños. La tecnología es parte fundamental y se deja ver en un impactante sistema inteligente, llamado Eleanor, que hace las veces de chófer y asistente. Sí, este modelo conduce solo pero, además, puede llevar el control de una agenda personal y velar por la seguridad de sus ocupantes gracias a la conectividad con otros vehículos y con las infraestructuras a lo largo del trayecto.

El interior es una maravilla, casi un salón al que se accede prácticamente de pie, sin ningún esfuerzo, ya que tanto las puertas como el techo se abren hacia arriba dejando el paso libre en su totalidad. Los asientos tapizados en seda proporcionarán el confort necesario para visualizar relajadamente una enorme pantalla con un sistema de información y ocio que no tiene parangón.

Propulsión cien por cien eléctrica y enormes ruedas de 28 pulgadas aseguran potencia y velocidad y completan un lanzamiento ante el que los locos del motor y lo extravagante ya se frotan las manos.

Una imponente predicción

El Vision Next 100, diseñado por Giles Taylor, adelanta cómo serán los coches de la casa dentro de algunas décadas: propulsión de cero emisiones y conducción autónoma serán sus principales rasgos, manteniendo los estándares de calidad y exquisitez.