Tailandia, un país de contrastes

Fiona Ferrer y Nati Abascal, en el centro, en Bangkok
Fiona Ferrer y Nati Abascal, en el centro, en Bangkok

En Tailandia se conjuga gastronomía, cultura, arte, moda y tradición. Es uno de los países más visitados del mundo y requiere un buen plan de viaje de acuerdo a las rutas a seguir. De la mano de la Real Embajada de Tailandia, y a raíz de un proyecto gastronómico junto con El Corte Inglés y su división de Viajes, se ha abierto una nueva ruta turística que ofrece otro tipo de visitas culturales apartadas de la globalización y seleccionadas con mucho de-tenimiento por la Oficina de Turismo del país.

Entre los lugares que podemos visitar nos encontramos la isla de Samui, con 247 kilómetros de superficie. Posee un territorio montañoso rebosante de vegetación, extensas plantaciones y playas de arena blanca; también el Parque Nacional Marino de Angthong, constituido por 40 pequeñas islas y segundo parque marino de Tailandia. Además es obligado parar en el mirador de Woa Ta Lab, desde donde se contempla todo el archipiélago. Además, la Oficina de Turismo marca visita fija a Ayuthaya, capital del Reino de Tailandia de 1350 a 1767. Allí se encuentra el museo y lugar de venta del Support Arts And Crafts International Center Of Thailand. El Gran Palacio Real de Bangkok es otro de los lugares que no te puedes perder, ya que acoge el misterioso Buda de Esmeralda, la imagen más venerada de Tailandia.

Tailandia es además un país en el que se mezclan las gastronomías hindú, china y malaya. Sin duda, un país de contrastes.