Adelante Andalucía confirma que apoyará al PSOE en la Junta sin entrar en el Gobierno

Teresa Rodríguez se presenta como “una alternativa al Susanismo sin pasar por la derecha”

Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez / Foto: Manuel Olmedo
Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez / Foto: Manuel Olmedo

Teresa Rodríguez se presenta como “una alternativa al Susanismo sin pasar por la derecha”

La candidata de Adelante Andalucía a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, definió a la nueva formación política fruto de la confluencia de Podemos e IU como una “alternativa al ‘Susanismo’ sin pasar por la derecha”.

En una entrevista en TVE, Rodríguez explicó que han estado “cocinando” dos años esta confluencia, y lamentó que tras las elecciones de 2015 no han conseguido que la presidenta andaluza, Susana Díaz (PSOE), “deje de mirar a la derecha” y haya mantenido tres años una “alianza muy cómoda con la derecha de Ciudadanos”.

Tras destacar la “resistencia numantina” de los andaluces a tener un gobierno de derecha, la también líder de Podemos en Andalucía aseguró que Adelante supone un “reto histórico” para presentar una alternativa desde la izquierda al PSOE, con el que ha descartado “completamente” formar un gobierno. En este sentido, el candidato a la vicepresidencia de Adelante, el coordinador de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, reconoció la “incapacidad” que han tenido hasta ahora las corrientes progresistas andaluzas para presentar una alternativa al PSOE, lo que considera que han logrado ante los próximos comicios con la nueva confluencia.

Según Maíllo, la alianza histórica del PSOE con determinados sectores como el sanitario se “está quebrando”, lo que también se está provocando en el ámbito rural con el “escándalo” de los ERE y con la crisis económica, y dijo que Adelante ofrece ese espacio a votantes que hasta ahora han apoyado a los socialistas.

También destacó que el escenario para las próximas elecciones es más “volátil” que nunca, y dijo que le dan “arcadas” pensar en un nuevo acuerdo de legislatura entre el PSOE y Ciudadanos, formación que considera que se “ha echado al monte de la extrema derecha”.

Preguntada por las tres primeras medidas que adoptaría tras las elecciones, Rodríguez contestó que la primera es la reforma “profunda” de la administración pública para “profesionalizar” la gestión y desligarla del partido del gobierno, “blindar” la educación, la sanidad y la dependencia y crear empleo con inversión productiva, I+D+i y la economía social. Tras criticar la “sobreactuación” de este fin de semana en Alsasua, Rodríguez ha lamentó que tras 36 años de gobiernos socialistas Andalucía sigue en la cola de paro a pesar de recibir 100.000 millones de euros en fondos estructurales.

Maíllo, por su parte, defendió la necesidad de recuperar “el orgullo de la gestión de lo público” en sanidad, en comedores escolares o evitando los desahucios entre las 80.000 viviendas públicas. Además, Maíllo indicó que desde el debate andaluz se puede ofrecer una solución al “problema grave” que supone Cataluña, y manifestó que se puede hacer planteando un proyecto federal que existe el actual “frentismo”.

Por su parte, el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, consideró “coherente” que la candidata de Adelante Andalucía a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, descarte formar parte de un Ejecutivo del PSOE-A cuando desde Podemos “no ha existido colaboración alguna” durante los tres años y medio de la legislatura que ha finalizado.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno, Blanco fue preguntado sobre el hecho de que Rodríguez haya dejado claro que está “completamente descartado” que Adelante Andalucía, tras las elecciones del 2D, forme parte de un gobierno presidido por Susana Díaz, toda vez que aspira a “plantear una alternativa al susanismo sin pasar por las derechas”. Blanco expuso que si no ha existido colaboración alguna durante tres años y medio por parte de Podemos Andalucía, formación liderada por Teresa Rodríguez, y ella subrayó con toda determinación que “jamás querrá gobernar ni tener colaboración alguna desde cualquiera de las instancias con el PSOE-A, quiero entender que en ese sentido es coherente”. “Dice que no quiere nada con el PSOE-A ni con el Gobierno andaluz y si lo repite con insistencia, será ella la que tendrá que explicar por qué lo dice”, sentenció Blanco.

Juan Carlos Blanco manifestó, en cualquier caso, que lo que pasará a partir del 2 de diciembre corresponderá a los partidos políticos en función de cuál sea finalmente la aritmética que salga de las elecciones autonómicas.