Andalucía

Amigo progresista

La reacción del Ayuntamiento de Marinaleda a la sentencia contra los golpistas catalanes, difundida a través de los proletarios móviles de última generación fabricados con ecológico coltán, apenas serviría para engrosar el inventario de disparates del atrabiliario personaje que lo gobierna desde 1979, Juan Manuel Sánchez Gordillo, de no estar en época preelectoral. «Es el juez Marchena quien debería estar en la cárcel y no Junqueras u otros dirigentes», vomita la nota tras afirmar que el Tribunal Supremo «ha prevaricado». Ya verá el CGPJ si toma medidas para amparar a los magistrados difamados o deja correr, como siempre, esta nueva gamberrada del comunismo agro-delictuoso. Pero no es ésta la cuestión sustancial que nos trae hasta aquí, pues las extravagancias de esta pandilla se dan por amortizadas, sino el recordatorio de para quién trabajan estos energúmenos en la campaña inminente. (...) Esperanza Gómez encabezará lista de Más País, por la provincia de Sevilla para las elecciones del 10-N. Parece claro que el partido de Íñigo Errejón es un submarino botado por PSOE para torpedear a Podemos, pero las extrañas interrelaciones entre los habitantes del bloque de la izquierda hacen que nadie sepa a ciencia cierta hacia dónde reman algunos. ¿Aceptará esta profesora de Derecho Constitucional el respaldo de los antisistema del SAT en su pugna con Podemos por el mismo espacio ideológico? Sí, encantada de la vida. ¿Y les gustaría a los dinásticos socialistas ver apuntalado su resultado con un puñado de votos extremistas? Ni lo duden. Porque, cuando la berrea electoral comienza, desaparecen todos los remilgos y nada importa sino el acceso al poder. Da igual si es de la mano de quienes cuestionan el Estado de Derecho mientras cantan loas a los tiranos de cualquier confín del planeta.

Publicidad