Andalucía, a la cola en años de vida saludables

Un aragonés tiene 7,1 más que un andaluz, según un informe del Ministerio de Sanidad

Vista de las instalaciones de un hospital sevillano
Vista de las instalaciones de un hospital sevillano

Un aragonés tiene 7,1 más que un andaluz, según un informe del Ministerio de Sanidad

Los seres humanos son cautivos de la salud y han aprendido a dibujar mapas sobre ésta que proporcionan información que puede ser valiosa en materias como la prevención. Uno de los capítulos del Informe Anual del Sistema Nacional de Salud 2016, elaborado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con cifras disponibles hasta octubre de 2016 pero publicado este año, lleva por título «Demografía y situación de salud». En él se manejan variables en las que Andalucía no siempre sale bien parada. Una de ella es la esperanza de vida al nacer (EVn) que en España es de 83,2 años, 80,3 para los hombres y 86,1 en el caso de las mujeres, según consta en ese documento, consultado por LA RAZÓN. Por comunidades autónomas Madrid con 85 años y Castilla y León y La Rioja, con 84,1, son las regiones donde aquélla es mayor, mientras en Ceuta y Melilla con 80,7, Andalucía con 82,1 y Asturias con 82,5 son las que hay que situar a la cola.

Otro concepto manejado en el documento es el de los años de vida saludable al nacer (AVSn). En el conjunto del Estado en 2014 son 66,9, esta vez 67,6 en hombres y 66,2 en mujeres, si bien «variaron sustancialmente» entre autonomías. De hecho, si a Aragón se ligan 72,6, Andalucía anota 7,1 años menos, con un 65,5, lo que supone también 6,8 menos que en Cantabria, por ejemplo. La región andaluza ocupa el puesto 14 de la tabla general de 18, las 17 regiones más Ceuta y Melilla. Por lo que respecta a la vida saludable a los 65 años, los españoles esperaban tener todavía 12,4. Es más, entre 2006 y 2014 ese periodo aumentó en «un año» de manera global. Por zonas, el País Vasco con 15,8 años, Castilla-La Mancha con 15,6 y Cantabria con 13,3 son las que atesoran un mayor número de años de vida saludable; por el contrario, Ceuta y Melilla con 9,2 años, Canarias con 9,3 y Andalucía con 10,6, son las áreas del país dónde son menos. Si se tiene en cuenta la evolución desde 2006, esa etapa de vida saludable descendió en Canarias 2,2 años y en Andalucía, Madrid, Castilla y León y Extremadura, donde la caída es, eso sí, de menos de un año.

En relación al riesgo de mortalidad, expresado mediante la tasa de ésta ajustada por edad, Madrid, seguido de La Rioja y Castilla y León son las regiones con menor peligro de muerte, mientras que Melilla, Ceuta, Andalucía y Canarias son a las que se asocia en el trabajo de Sanidad una mayor tasa ajustada de mortalidad. Con todo ese índice cayó entre 2001 y 2014 en todas las autonomías.

Entre las principales causas de mortalidad se encuentra la enfermedad isquémica del corazón y la amenaza de padecerla «varía de forma evidente entre las distintas comunidades», se asevera en el informe. País Vasco, Navarra, Cantabria y Madrid tienen la menor tasa ajustada de fallecimiento por este motivo. Asturias, Canarias, Ceuta y Andalucía son, en cambio, los territorios «con un mayor riesgo de muerte» por esa razón. La comunidad andaluza registra también las mayores tasas de mortalidad ajustada por edad en lo que respecta a la enfermedad cerebrovascular, junto a Ceuta y a Extremadura. Y las cifras tampoco son del todo positivas si se pone la lupa en los suicidios. Las regiones con unos datos mayores son en esta ocasión Galicia y Asturias, ambas con 10,3 por 100.000 habitantes, seguidas de La Rioja, con 8,3, y de Andalucía con 8.