Angeles Muñoz: «Marbella recupera lo que votó claramente hace dos años»

La nueva alcaldesa, tras prosperar la moción de censura, invita a la oposición a abandonar el «sectarismo» en beneficio de la ciudad

Ángeles Múñoz contó con el respaldo de la dirección regional y provincial del PP

La nueva alcaldesa, tras prosperar la moción de censura, invita a la oposición a abandonar el «sectarismo» en beneficio de la ciudad

La alcaldesa de la localidad malagueña de Marbella, Ángeles Muñoz, aplaudió ayer durante el pleno de la moción de censura que le otorgó el bastón de mando que la capital costasoleña «recupera lo que los ciudadanos votaron claramente hace dos años» y garantizó que los dieciocho meses que restan de legislatura están marcados «por la estabilidad» y el deseo del nuevo Ejecutivo local de trabajar «de manera conjunta» con todos los grupos políticos que conforman la corporación.

Muñoz fue investida minutos después de la una de la tarde, tras un intenso pleno al que asistió más de un centenar de vecinos, entre defensores y detractores de la herramienta constitucional que devuelve a los populares la Alcaldía que ya gobernaron en los dos anteriores mandaros, 2007-2011 y 2011-2015.

La moción contó con quince votos de los catorce que garantizan la mayoría absoluta, –trece del PP y dos de la formación independiente Opción Sampedreña (OSP)–, y el rechazo de los ocho ediles del PSOE, dos de Izquierda Unida y dos de Costa del Sol Sí Puede (CSSP).

En su alocución en la sesión extraordinaria, argumentó la presentación de la moción de censura bajo situación de «ingobernabilidad y falta de gestión» llevada a cabo por el gobierno tripartito que presidió hasta el día de ayer el socialista José Bernal, con el apoyo de los ediles de Izquierda Unida y OSP, y avanzó que la nueva alianza responde a «un proyecto de ciudad bien hecho», ante el que pidió a los miembros de la corporación que ahora se situan en la oposición «que aparten el sectarismo, porque Marbella no se lo merece».

En este punto, expresó su convencimiento de que «si le va bien al Gobierno, como le dije a Bernal hace dos años, le irá bien a Marbella y San Pedro de Alcántara» y añadió que «es el momento de que Marbella y San Pedro vean otro gobierno que quiere trabajar y trabaje por el bien de la ciudad».

Salida de tono

Pese a que el pleno discurrió con aparente normalidad, la presidenta de la mesa de edad del pleno y concejal socialista, Ana Lescheira, protagonizó uno de los momentos más inapropiados del día al afirmar, cuando se disponía a mencionar que Muñoz había sido elegida alcaldesa tras la votación y en alusión a los ediles del Partido Popular, que «es normal que estén contentos, porque hoy vuelven a su cortijo».

No en vano, fue la única concejal de toda la corporación que en un acto de incivismo y falta de «deportividad» se negó a saludar a la investida regidora que, tras recibir el bastón de mando de la ciudad, expresó su agradecimiento saludando uno por uno a todos los miembros del Gobierno.

Por su parte el hasta ayer alcalde socialista, José Bernal, afirmó en su discurso que «los vecinos de Marbella no saben por qué se ha presentado esta moción de censura», ante el «cambio» que, según remarcó, ha propiciado el Gobierno tripartito en la ciudad, de cuya gestión destacó la aprobación de un código ético y mayores cotas de transparencia en la labor municipal.

RESPALDO

En el pleno de ayer estuvo presente la cúpula del PP malagueño con su presidente a la cabeza, Elías Bendodo, acompañado por senadores y diputados de la formación política, así como de la vicepresidenta del Parlamento andaluz, Esperanza Oña, y la presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Margarita del Cid.

Ya por la tarde, el presidente del PP en Andalucía, Juanma Moreno, presidió la reunión del comité ejecutivo del PP marbellí celebrada en un hotel de la ciudad.

Por su parte, y para expresar su respaldo a Bernal y a los concejales desalojados del Gobierno local estuvo presente el vicesecretario y número 3 del PSOE andaluz, Francisco Conejo, y los alcaldes de Torremolinos, Benalmádena y Ojén –José Ortiz, Víctor Navas y José Antonio Gomez, respectivamente–, entre otros.