Cañamero: «No quiero que Anticapitalistas y el PC tomen el control de Podemos»

Niega que Franco sea un «submarino» de Madrid y critica la «deslealtad» de utilizar al partido de Iglesias para «hacer otra cosa»

La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, presentó ayer su candidatura a las primarias de la formación y defendió que sitúa a la región «en el centro» de sus «aspiraciones», por delante incluso del partido (Foto: Manuel Olmedo)

Niega que Franco sea un «submarino» de Madrid y critica la «deslealtad» de utilizar al partido de Iglesias para «hacer otra cosa»

El proceso de Primarias que ha iniciado Podemos para elegir al candidato de la confluencia a la Presidencia de la Junta en las próximas elecciones autonómicas ha provocado el tejido y el destejido de alianzas. De momento hay dos listas oficiales: la encabezada por la actual líder de la formación morada en la comunidad, Teresa Rodríguez, y la capitaneada por la diputada por Huelva en el Congreso, Isabel Franco. Ésta cuenta con un aliado: el también parlamentario nacional del partido, en su caso por Jaén, Diego Cañamero, pese a que Rodríguez «le cae bien» y de su mano se acercó a Podemos. Pero Cañamero no suele aceptar con facilidad la implantación de caminos como los únicos posibles, que es lo que cree que está pasando en el partido en la región. «Apoyo a Franco porque no quiero un Podemos controlado por el 'aparato' de ningún partido», trasladó ayer a LA RAZÓN, al que aseveró que se ha pasado la vida «huyendo» de éstos y es por lo que se «salió de IU». Cree que la dirección autonómica de la formación «está cometiendo los mismos vicios y errores» que ya ha visto hervir en otras fuerzas políticas y asegura que no «le gusta» lo que «están tramando». Tras pedirle que concrete, Cañamero expone su versión de lo que sucede: la corriente de Izquierda Anticapitalisra «tiene el control de Podemos Andalucía y ahora se está aliando con el Partido Comunista (PC), cuando Podemos no debe ser de nadie», defiende. Y enlaza: «Una cosa es negociar con las confluencias y llegar a acuerdos, que me parece bien, y otra que decida en mí otro partido. No se debe intentar traspasar el dinero, la estructura y el prestigio de Podemos a algo distinto que no controle nadie más que tú. No quiero que Anticapitalistas y el PC tomen el control de Podemos para diluirlo y anularlo», resume ahora sí de manera contundente. Dice no entender «lo de las primarias dobles –quien gane las del partido morado deberá someterse a otra criba con los aspirantes de la confluencia–» ya que, a su juicio, «son los inscritos en Podemos los que tienen que decidir». Niega que Franco sea «un submarino de Madrid» o que él mismo anteponga lo estatal a lo autonómico. «Soy nacionalista, pero con los pies en la tierra. Claro que busco que Andalucía no sea la última de España, que haya menos paro, una sanidad mejor... y soy partidario de un Podemos más andaluz al que no le dé vergüenza defender sin complejos la reforma agraria, que la comunidad no puede ser cementerio nuclear, que diga 'no' a las bases militares y se enfrente al PSOE que lleve 40 años con el folclore y la pandereta», expone. Por eso, dice, confía en que en el futuro puedan conformar «un grupo con entidad propia en el Congreso, pero siempre dentro de Podemos». «Lo que no me parece bien es utilizar al partido de Pablo Iglesias para hacer otra cosa porque eso no es lealtad ni coherencia», insiste, para lanzar un recado: «Si quieres irte de Podemos, vete, pero sin aprovecharte de éste». Aboga por revitalizar a los círculos y apostar por un «Podemos de la sociedad civil, más abierto y más plural».