CGT denuncia que «algo huele mal en el 061» y la Junta guarda silencio

El sindicato reclama datos sobre la «cesión» del servicio en un área de la comunidad

El sindicato reclama datos sobre la «cesión» del servicio en un área de la comunidad

«Algo huele mal en el 061» para la Confederación General del Trabajo (CGT) de Andalucía. La organización sindical recurrió al portal de transparencia del que es responsable el Gobierno autonómico para reclamar datos sobre la «cesión de la gestión telefónica» de ese servicio de emergencias «en la zona occidental» de la comunidad. En concreto CGT trasladó a la Junta que tenía conocimiento de que «el contrato en vigor derivado» de una «licitación anterior del servicio de gestión telefónica del 061» venció el 31 de diciembre 2018. La contrata estaba dividida en dos lotes, Andalucía oriental y occidental, y resultaron adjudicatarias «las empresas Ilunion Emergencias y Konecta, respectivamente», y no se había hecho pública ninguna «nueva licitación ni prórroga» de los mismos. Desde ahí, el sindicato solicitó información al respecto, dado que sabían que se había comunicado ya «a la plantilla de los centros de Andalucía occidental» el traspaso «por parte de Konecta de la gestión del lote que le fue adjudicado a la empresa Ilunion Emergencias» a partir del pasado 1 de enero.

Reclamó además, a través de la misma vía cibernética, «el acuerdo de cesión entre ambas mercantiles y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES)», e información sobre «la partida presupuestaria que se va a destinar para el servicio» en el presente año y en el siguiente. Así quedó establecido el punto de partida y hasta ahí se ha avanzado por ahora, dado que el Ejecutivo regional no les ha respondido en el plazo con el que cuenta por ley para hacerlo, por lo que CGT intentará que rompa su silencio con el empuje del Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía al que ya ha recurrido. Fuentes de la entidad sindical añadieron a LA RAZÓN que Konecta ha dado difusión a «un acuerdo», fechado el pasado «13 de diciembre», el que se reflejaría la mencionada transmisión del servicio a Ilunion en este ejercicio. «La Consejería de Salud va a tener que explicar esta maniobra y que se esconde tras ella», sostuvieron las fuentes consultadas, para preguntarse después «dónde queda la Ley de Contratación del Sector Público o la transparencia de la Junta». Afirmaron que seguirán trabajando para aclarar «este turbio asunto».