Actualidad

«Deuda histórica» con las autovías de Jaén

Los proyectos inacabados de la A81 y A32, dependientes del Estado, y la A306 y A316, de la Junta, lastran el desarrollo de una provincia con una situación geográfica privilegiada

Los proyectos inacabados de la A81 y A32, dependientes del Estado, y la A306 y A316, de la Junta, lastran el desarrollo de una provincia con una situación geográfica privilegiada

Publicidad

A pesar de estar atravesada por una de las autovías radiales de España, la A4 o autovía del Sur, Jaén padece un endémico déficit de conexiones viarias que lastran su desarrollo. Hasta cuatro autovías, de dos administraciones distintas, están pendientes de ejecución en una provincia que cuenta con una situación geográfica privilegiada y que clama por la terminación de estos proyectos, algunos de ellos prometidos hace décadas.

La plataforma «Jaén merece más» recuerda que una infraestructura inconclusa, dependiente del Estado, es la autovía A81. Aunque une Badajoz con Granada, está previsto que atraviese los núcleos jiennenses de Alcalá la Real y Alcaudete. Sin embargo, el colectivo pone el acento en otra vía «más importante», la A32 (Bailén-Albacete), que convertiría a Jaén en zona de paso entre Andalucía y el Levante español, además de vertebrar la provincia. Tal y como apunta la plataforma, se trata de «la autovía más lenta de España» porque su construcción se eterniza en el tiempo. En 2018 consiguieron que el proyecto se incluyera en el Plan de Infraestructuras y Carreteras (PIC) estatal, con una dotación global de 5.000 millones de euros del denominado «Plan Juncker» europeo. Sin embargo, «la inestabilidad política y los atrasos históricos» siguen lastrando el proyecto.

De la Junta de Andalucía depende la A306, que uniría Córdoba y Jaén, las dos únicas capitales andaluzas que no están conectadas por autovía. «Jaén merece más» recuerda que siguen pendientes 60 kilómetros entre las localidades de Torredonjimeno (Jaén) y El Carpio (Córdoba). Los jiennenses que quieren ir a la capital cordobesa tienen que dar un rodeo por Fuente del Rey y Andújar. Esta circunstancia motivó este verano la protesta de 16 alcaldes de municipios situados en el trazado de la A306 –como Torredonjimeno, Porcuna o Torredelcampo– y el malestar del importante nudo industrial ubicado en Martos, que seguiría sin conexión directa por autovía con la capital cordobesa.

La Consejería de Fomento se ha puesto manos a la obra e incluirá la carretera en el nuevo plan de infraestructuras PITMA 2021-2027. Así lo anunció recientemente la titular del ramo, Marifrán Carazo, quien lanzó un mensaje de tranquilidad a las localidades situadas en el entorno del trazado. «Nuestra acción de gobierno es de compromiso con nuestros proyectos y éste es uno de ellos. Creemos en él por lo que supone para la vertebración definitiva entre las provincias de Jaén y Córdoba», apuntó. Carazo aseguró que los gobiernos socialistas apenas esbozaron una solución planteada en el plan de infraestructuras PISTA 2020 como actuación a largo plazo. «Incluso llegaron a paralizar la encomienda a la Agencia de Obra Pública para desarrollar esta infraestructura con la fórmula de financiación público-privada, abandonando definitivamente el proyecto en 2012.

Publicidad

Pero la principal «deuda histórica» de la Junta con Jaén en materia viaria es la A316, la denominada autovía del Olivar, que vertebraría la zona occidental de Andalucía desde el nudo de Estepa (Sevilla) y el enlace con la A92 hasta Úbeda (Jaén) y el entorno de la A32. Según la plataforma, convertiría a Jaén capital y su área metropolitana en «una zona de paso entre el Este y el Oeste del Sur español, favoreciendo la implantación de industrias y el tránsito de turistas». Fue declarada Gran Proyecto por parte de la Unión Europea y, según calculó el anterior gobierno socialista, la inversión superaría los 900 millones de euros con un trazado total de 170 kilómetros por las provincias de Jaén, Córdoba y Sevilla. Su objetivo es favorecer el desarrollo económico de los más de 90 municipios situados en el ámbito de este corredor viario y la previsión era que más de 800.000 personas podrían acceder a esta autovía en un tiempo inferior a los 25 minutos.

La infraestructura se incluyó en el plan PISTA y su conclusión se fijó para 2013, según recuerda la plataforma. Uno de los últimos tramos terminados, en la provincia de Jaén, fue el de Mancha Real, de unos 8,4 kilómetros. En Córdoba, se inauguró en 2009 un tramo de diez kilómetros entre las localidades de Lucena y Cabra, que contó con una inversión de 26 millones de euros. Posteriormente, en el punto de mira se situó un tramo de casi 40 kilómetros entre las localidades de Lucena, Puente Genil y Estepa.

Publicidad

Variante de Puente Genil

El Gobierno de PP-Ciudadanos incluyó en el Presupuesto de 2019 una partida para el estudio del tramo de esta autovía correspondiente a la variante de Puente Genil. Aunque el impulso definitivo se le dará en las cuentas de 2020, cuyas líneas maestras acaban de presentarse. Se incluye la licitación de la redacción del proyecto de obra para dos nuevos tramos en la provincia de Córdoba: la conexión Lucena-Las Navas del Selpillar en dirección Oeste y el tramo que conecta Cabra con Doña Mencía. De esta manera se completaría el trazado en Córdoba, a la espera de las conexiones con Jaén.