Díaz rehúye la implicación de su vicepresidente en los ERE

sevilla- «No sólo es la heredera de la incompetencia de treinta años de gobiernos socialistas, es usted la heredera de la corrupción». De esta forma abrochaba ayer su «cara a cara» con la presidenta andaluza Susana Díaz, el portavoz de la oposición, el popular Carlos Rojas. Fue el encargado de confrontar dialécticamente con la socialista en ausencia del aún presidente de los populares andaluces, el alcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido. En teoría, su pregunta iba dirigida a dilucidar qué va a hacer el Gobierno andaluz para combatir tasas del desempleo como la del 67% de paro juvenil, pero sus intervenciones rezumaron corrupción. De hecho, argumentó que la comunidad padece tasas de desempleo «insufribles», en lo que coincide con la presidenta, porque «ha habido un gran fraude en los fondos de formación para el empleo amparado por la Junta». «Despilfarro y corrupción en Andalucía, dos palabras que van unidas igual que PSOE y UGT», mantuvo.

Tras aludir a un reciente informe de la Cámara de Cuentas autonómica en el que se sostiene que «el 89% de las ayudas de la Junta en 2009 se dieron sin control», Rojas se refirió también al auto de la juez Mercedes Alaya en el que da luz verde a la UCO para iniciar pesquisas ligadas al vicepresidente regional, el izquierdista Diego Valderas, sentado en el plenario junto a Díaz.

«Su gobierno está siendo investigado por la Guardia Civil, su vicepresidente está siendo investigado por la Justicia», arrancó el popular para preguntar: «¿Le ha pedido ya explicaciones al señor Valderas o es el pacto de silencio de ida y vuelta y ahora el señor Valderas se lo está cobrando?». El portavoz parlamentario del PP-A exigió también datos del «diseño del PSOE con UGT de ayudas» y reclamó a Díaz que respondiera si su firma está estampada o no en uno de los polémicos convenios con el sindicato. «Le debe una explicación a este Grupo pero, sobre todo, a los andaluces», proclamó Rojas. Y culminó: «¿Cómo va a luchar contra el paro si el epicentro de la corrupción está en las políticas socialistas y en los fondos para crear empleo?».

La presidenta no contestó a la batería de interrogantes. Sí aprovechó sus turnos de palabra para hacer un anuncio: el viernes 21 «se constituirá la Mesa de la Construcción Sostenible». Y otro sin concreción: se pondrá en marcha un plan dotado con 200 millones para buscar la «eficiencia energética» del parque de viviendas regional. Cifra sin partida presupuestaria aún. Gestos y discursos que en el futuro convertirán los nuevos tiempos en viejos.