Díaz sólo ha llamado a Rodríguez y en la Junta de Andalucía ya afrontan el «traspaso de poderes»

Los socialistas se agarran a que Cs se niegue al final a cualquier clase de alianza con Vox

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, mantuvo un encuentro ayer con la dirección de ATA en Córdoba (Foto: Efe)
El candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, mantuvo un encuentro ayer con la dirección de ATA en Córdoba (Foto: Efe)

Los socialistas se agarran a que Cs se niegue al final a cualquier clase de alianza con Vox

La presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz, expresó la mañana después de los comicios autonómicos del pasado 2 de diciembre (2D) en la sede regional del PSOE-A la síntesis de una noción de su voluntad: «Llamaré a todas las fuerzas políticas, excepto a Vox. No voy a hacer dejación de mis funciones. El PSOE ha ganado las elecciones», aseveró, para añadir que iniciar esos contactos era su «obligación», como «los demás» tendrían que «decir con claridad también cuál» era «su posición». Pero ayer, tras días de escozores y diluvios nerviosos en la Administración regional, distintas fuentes indicaron a LA RAZÓN que a Díaz le estaría costando coger el teléfono. De hecho, fuentes de PP-A, Ciudadanos (Cs) e IULV-CA, aseguraron que la socialista no se había comunicado con sus líderes, Juanma Moreno, Juan Marín o Antonio Maíllo –este último no era candidato a la Presidencia de la Junta–, respectivamente. Tan sólo desde Podemos apuntaron a este diario que Díaz sí ha «hablado informalmente» con su máxima dirigente en la comunidad y cabeza de cartel de la coalición que se etiquetó como Adelante Andalucía en el proceso electoral, Teresa Rodríguez, aunque admitieron que no se habían «reunido» en ningún momento y, según pudo saber este periódico, la conversación no resultó «muy positiva» para los intereses del PSOE. Fuentes de ese partido y de la Administración regional anotaron que «ya se da por hecho» que Díaz tendrá que «ceder los trastos», que habrá que hacer «el traspaso de poderes».

Con todo, hay quien apunta que aún les queda una esperanza a la que aferrarse: que Ciudadanos se niegue a «tener que ver» o a «pactar» con Vox a última hora, por lo que, aunque Díaz y Marín no han hablado, desde la órbita socialista sí se estarían tendiendo algún puente con los naranjas que «tienen más difícil explicar su alianza con el partido de Santiago Abascal al resto de liberales europeos», condensaron. Aunque desde el PP parecen tener asumido que les tocará a ellos el papel un tanto electrificado de mediar con Vox para que pueda parirse un Gobierno del cambio que descabalgue al PSOE del poder. De hecho, Moreno se refirió ayer a las negociaciones en marcha con Cs desde Córdoba para subrayar que «hay un nivel de coincidencia programática muy alto» entre ambas formaciones y dejó claro, de acuerdo a lo recogido por Efe, que, «evidentemente», Vox «va a ser escuchada». El popular aludió a unas declaraciones que había realizado el aspirante a la Presidencia de Ciudadanos en relación a que su formación no va a «ir más allá» de las conversaciones con los populares para hacer posible el relevo en el Ejecutivo autonómico, de las que excluyó a Vox. Moreno defendió que cada fuerza política es autónoma para «escoger con quién negocia y con quién no», por lo que «respeta» la posición adoptada por Cs, pero añadió que el PP, «desde el minuto uno», avanzó que iba a «hablar con todos», incluido el partido de Abascal, al que las urnas le otorgaron una docena de escaños en el Parlamento andaluz, convirtiéndolo así en la formación que «más ha crecido» en los comicios del 2D, reconoció Moreno. Abascal usó su perfil de la red social Twitter para acusar a Albert Rivera, líder nacional de Cs, de que los había tachado antes de «populistas», de «despreciar a los 400.000 andaluces de Vox». «Si lo que pretende es el visto bueno socialista para continuar el socialismo con otras siglas y no levantar las alfombras, que no cuenten con nosotros», avisó. Pero el punto no es final.

Una dirección general de autónomos

El presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, anunció ayer la creación de una Dirección General de Autónomos y Emprendimiento en la nueva etapa del Gobierno regional si él lo preside, que se dedicará «en exclusiva» a los asuntos relacionados con ese colectivo. Por la tarde, los integrantes del grupo de trabajo designados por PP y Cs para negociar celebraron en el Parlamento su primera reunión.