Prisión para el dueño de Magrudis y su hijo mayor por homicidio imprudente

La jueza que investiga el brote de listeriosis también les atribuye un delito contra la salud pública, lesiones por imprudencia grave y dos abortos mientras que deja en libertad al otro hijo del empresario

José Antonio Marín, en los juzgados de Sevilla / Manuel Olmedo
José Antonio Marín, en los juzgados de Sevilla / Manuel Olmedo

La jueza que investiga el brote de listeriosis también les atribuye un delito contra la salud pública, lesiones por imprudencia grave y dos abortos mientras que deja en libertad al otro hijo del empresario

La jueza que investiga a los responsables de la empresa Magrudis, cuya carne mechada causó el brote de listeria con 216 afectados, ha enviado a prisión al gerente de la misma, José Antonio Marín, y a su hijo mayor Sandro, que consta como administrador único, mientras que ha dejado en libertad a Mario Marín, el hijo menor del gerente de la empresa y administrador de otra empresa, Elaborados Cárnicos Mario.

La instructora atribuye a José Antonio y Sandro Marín un presunto delito contra la salud pública, tres homicidios por imprudencia por las tres víctimas mortales del brote, lesiones por imprudencia grave por los afectados y dos delitos de lesiones al feto con resultado de aborto (aunque al menos hay confirmados siete abortos por el brote, seis en Sevilla y uno en Madrid)

Los tres fueron detenidos el pasado martes durante una operación ordenada por la jueza en la que fueron registrados la nave de la empresa y las viviendas de José Antonio Marín y de su cuñada, también detenida junto a otra persona vinculada a Magrudis a los que los agentes dejaron en libertad a la espera de ser citados por la jueza. José Antonio Marín y sus dos hijos fueron trasladados a primera hora de la mañana de hoy a los calabozos de los juzgados, tras negarse a declarar en la Guardia Civil, y comparecieron ante la jueza a última hora tras recibir la jueza el atestado de los investigadores, que incluye escuchas telefónicas realizadas a los tres desde principios de septiembre.

En el juzgado, los tres han respondido sólo a las preguntas de la jueza y de su defensa mientras que han rehusado contestar a la fiscal y al abogado de Facua, personado como acusación particular. Tanto el Ministerio Público como la organización de consumidores solicitaron prisión provisional comunicada y sin fianza para José Antonio y Sandro Marín. En cuanto a Mario Marín, la jueza le ha dejado en libertad con obligación de personarse en los juzgados cada 15 días.