El PP cree un «insulto» que se desbloquee la financiación una vez convocados los comicios

Bendodo dice que se ha utilizado el asunto como «herramienta para negociar la investidura»

El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, ayer en un acto del partido / Foto: EP
El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, ayer en un acto del partido / Foto: EP

Bendodo dice que se ha utilizado el asunto como «herramienta para negociar la investidura»

El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, calificó ayer como «un insulto a los españoles» que «ahora, una vez convocadas las elecciones», el Gobierno «haya encontrado un documento y un resquicio para pagar a las comunidades autónomas». Bendodo, que participó en un acto del PP en Benalmádena (Málaga), acusó al PSOE de utilizar la financiación autonómica «como un arma y un chantaje para que el PP o Ciudadanos se abstuvieran y Pedro Sánchez fuera presidente del Gobierno». «Lo han utilizado como una herramienta para negociar una investidura que ha sido imposible», añadió el también consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, resaltando que «solo hay un político en España que no ha sido capaz de llegar a ningún acuerdo y ha fracasado», en alusión a Pedro Sánchez.

Según Bendodo, los políticos «deben lanzar el mensaje de que son capaces de ponerse de acuerdo entre todos, con independencia de los colores políticos». «Hemos tenido elecciones municipales y autonómicas y después de unas negociaciones, unas más largas y otras más cortas, todos hemos sido capaces de llegar a acuerdos y se han constituido los ayuntamientos, las comunidades autónomas y las diputaciones, la mayoría con pactos, porque hay pocas mayorías absolutas», señaló. Igualmente, pidió «disculpas» porque «convocar otra vez a los españoles es un fracaso del PSOE», puesto que «los españoles ya hicieron los deberes cuando fueron a votar». Bendodo avanzó que el PP va a pedir que «el voto sea más útil que nunca», ya que «la izquierda ha demostrado que ni ganando es capaz de ponerse de acuerdo» y «el único voto que suma es el del PP».

En el acto también participó el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, quien exigió a Sánchez y a la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, que «pidan perdón por jugar con el dinero de todos, que es para la sanidad, la educación y el pago a proveedores», en alusión a la financiación autonómica. En este sentido, reclamó al presidente del Gobierno que «de una vez por todas deje de utilizar las instituciones públicas del Estado a su servicio».

Montesinos acusó a Sánchez de utilizar el CIS, RTVE, el Consejo de Ministros y de «llevar semanas tratando de chantajear y asfixiar a las comunidades autónomas reteniendo un dinero que no es suyo y que repercute en los servicios públicos».

«Lo que ayer no se podía, hoy en teoría ya sí que es factible», añadió el dirigente popular, quien se preguntó «en qué ha quedado el informe fantasma que esgrimía la ministra Montero» y «en qué quedaron las razones que repitió la ministra para decir que no se podía pagar a las comunidades autónomas aquello que es suyo». También agradeció a las estructuras del PP su «ofensiva política» en ayuntamientos, diputaciones y parlamentos para pedir una mejor financiación.

«Dinero público» para la campaña

El vicesecretario general del PP-A, Toni Martín, lamentó ayer que «nuevamente estemos ante la enésima utilización del dinero público para las campañas electorales del PSOE», en relación al desbloqueo por parte del Ministerio de Hacienda de 4.500 millones de euros de las entregas a cuenta de la financiación autonómica. Martín aseguró que el anuncio de elecciones generales el próximo 10 de noviembre «ha obrado un auténtico milagro político», en referencia al anuncio.