El secretario niega la acusación contra Manuel Benítez

La Razón
La RazónLa Razón

El Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta asegura que la carta remitida a la Fiscalía en la que se acusa al alcalde, Manuel Benítez, de una serie de contrataciones «fraudulentas» es «falsa» en su contenido, así como en «la identidad» del supuesto vecino y «el domicilio» que se señala. Según explicó el regidor a LA RAZÓN, la denuncia en cuestión cae en términos «calumniosos» y recordó que se limita a firmar las resoluciones de contratación que aprueban los técnicos, sin interferir en ningún caso en el proceso de selección. El alcalde explicó que desde su llegada en septiembre de 2008, el equipo de Gobierno «no interviene» en las contrataciones de los diferentes programas. En relación a los hechos que relataba la carta –contratación de afiliados o allegados con el fin de interferir en la asamblea local del PSOE celebrada a mediados de marzo–, Benítez indicó que ni siquiera tuvo acceso al «censo» de afiliados por parte de la anterior dirección del PSOE local, a la que se impuso por 73 a 52 votos. El alcalde subrayó la desvinculación total de los hechos de la trabajadora social, ajena «al ámbito político», que se cita en la carta, la cual trabaja en la Corporación como personal fijo «desde 1992, con cuatro equipos de Gobierno» desde entonces. Benítez se reserva la posibilidad de recurrir a las acciones legales oportunas, ya que «con esa denuncia falsa» se atenta «contra el honor», se «imputan posibles delitos» y se crea una «alarma injustificada».

Un informe del secretario de la Corporación asegura que «en relación con los informes solicitados con la Alcaldía-Presidencia a los departamentos de Recursos Humanos y Bienestar Social respecto al Programa Extraordinario de Urgencia Social Municipal 2012 y procedimiento de contratación y duración de los contratos», en base a «los informes de los servicios técnicos», resulta que las contrataciones «han sido realizadas por las trabajadoras sociales», en función de «las emergencias sociales de empleo, teniendo en cuenta la adaptabilidad e idoneidad, no participando» la trabajadora María del Carmen Rodríguez Jiménez. Los contratos del programa extraordinario han durado «tres meses, sin excepción». El Consistorio pone a disposición de los interesados los expedientes del programa de urgencia social.