Andalucía

Financiación universitaria ligada a los resultados

La consejera de Conocimiento, Lina Gálvez, reconoció ayer la necesidad de sustituir y no reformar el actual modelo de financiación universitario y apuntó que podría imponerse un sistema por resultados que incluya una parte variable ligada a logros en investigación, igualdad u otras prioridades. Gálvez hizo estas consideraciones antes de participar en la apertura oficial del curso de la Universidad de Granada, que estrena calendario al adelantar el grueso de los exámenes de recuperación que se hacían en septiembre.

La consejera reconoció que abordar un nuevo modelo de financiación para las universidades andaluzas resulta complicado porque cada una de las diez tiene historias y situaciones muy distintas en cuanto a volúmenes de personal y alumnos o tasas de envejecimiento de las plantillas. Apuntó además que el nuevo modelo requiere que antes esté garantizada la financiación del Gobierno andaluz.

Gálvez recalcó que coincide con las demandas de la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, que ha pedido un nuevo sistema de financiación por resultados que incluya una parte básica fija y deje otra variable. «Debe haber un porcentaje que esté vinculado con los resultados, que pueden ser muy distintos, no tienen por qué ser solo de investigación», detalló la consejera, que sumó la opción de analizar el grado de «universidad ciudadana», el compromiso social o los niveles de igualdad de género, entre otros.

También añadió que los muchos indicadores que se pueden incluir en esa parte variable de la financiación darían autonomía a las universidades para decidir «dónde quieren poner el dinero». «Solo hay que fijarlos de manera transparente y con consenso entre rectores y la consejería», aunque depende del marco de financiación estatal.