Huelga de basura en Málaga a partir del 20 de diciembre

Imagen de archivo de una reunión del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, con representantes de la empresa
Imagen de archivo de una reunión del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, con representantes de la empresa

La Asamblea de trabajadores de la empresa mixta Limasa de Málaga aprobó ayer de forma oficial la convocatoria de huelga indefinida en el servicio de limpieza y recogida de residuos de la capital a partir del próximo 20 de diciembre.

La convocatoria, que será registrada hoy en la Subdelegación del Gobierno y ante la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, llega un día después de que la empresa presentara a la plantilla el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que piensa aplicar a partir del 1 de enero de 2014 y que afectará a la práctica totalidad de trabajadores (1.274 de 1.334).

El ERTE supondrá que de forma rotatoria los empleados sean enviados al desempleo durante un período máximo de cinco meses, en función de la categoría. El presidente del Comité de Empresa, Manuel Belmonte (UGT), calificó de «lamentable» la actitud de la empresa, participada en un 51 por ciento por una UTE y en el 49 por ciento restante por el Ayuntamiento, y criticó el ERTE presentado «detonante» que ha llevado a registrar la convocatoria de huelga.

El dirigente sindical aseguró que «los planes de Limasa pasan por retirar de las calles a más de 300 trabajadores, y nos preguntamos quién va a barrer entonces las calles». «No nos ha quedado más remedio que convocar la huelga tras la ruptura unilateral de la negociación colectiva y la negativa de la empresa a negociar el ERTE», insistió.

El portavoz del grupo de IU en el Ayuntamiento de Málaga, Eduardo Zorrilla, anunció ayer que la coalición de izquierdas pedirá en el Pleno ordinario que celebra mañana la corporación la creación de una comisión de investigación «tras las denuncias realizadas por los representantes sindicales» de Limasa acerca de una posible facturación de trabajos no realizados.